Donald Trump: Bio

Donald Trump

Él es un cautivante multimillonario que ha batallado en la sala de juntas y en el cuadrilátero con igual agresividad. Él es un ícono de la cultura pop que ha visto su propia sonrisa de satisfacción en programas de TV exitosos, programas de entrevistas e incontables portadas de revistas. Sobretodo, él es un extrovertido macho alfa que obtiene gran placer en decir dos palabras: “!Estás despedido!!¡”

Y no, no estamos hablando del Sr. McMahon.

Donald J. Trump, el más carismático y famoso empresario de América, ha sido reconocido como un innovador en el mundo de los bienes raíces y reality shows. ¿Cómo no saber de él? El apellido Trump, sinónimo de riqueza y poder, ha sido engalanado en gigantes letras doradas en rascacielos de ciudades por todo el mundo. Pero Trump también ha hecho un impacto consistente desde los días en que André el Gigante era rey.

El Trump Plaza en Atlantic City, N.J., ha sido el anfitrión de WrestleMania IV y V, el único lugar donde se ha hecho el Show de Show dos años seguidos. Desde esas inolvidables noches, Trump ha permanecido como una cara familiar en la primera fila de eventos de la WWE, pero no fue hasta el 2007 cuando el multimillonario se metió a la acción.

En enero de ese año, Donald interrumpió la “Noche de Apreciación de Fans” del Sr. McMahon en Raw, y arrojó decenas de miles de dólares desde las vigas de la arena hacia los fans. Rojo del coraje de que un rival fuera el centro de atención, el Sr. McMahon retó a Trump a una “Batalla de los Multimmillonarios” en WrestleMania 23, con la apuesta de que el perdedor tendría su cabeza rapada.

Un número récord de fans sintonizaron para ver que el campeón de Trump, Bobby Lashley, derrotara al caballero de del Sr. McMahon, Umaga, y subsecuentemente le rapara la melena característica al presidente de la WWE.

Los magnates de los negocios volvieron a encontrarse en 2009, cuando Trump compró Raw de Lunes por la Noche e inmediatamente anunció que el siguiente show sería libre de comerciales, y que todos los fans que había comprado boletos recibirían un reembolso.  Esa estrategia de relaciones públicas casi hizo que la cabeza del Sr. McMahon explotara y lo forzó a comprar de vuelta el programa por el doble de su precio.

Desde entonces, el miembro del Salón de la Fama WWE se ha enfocado en su expansivo imperio de bienes raíces y su serie nominada al Emmy, “El Aprendiz,” pero el Universo WWE está siempre listo para el único hombre que puede con la cuenta bancaria del Sr. McMahon.

Donald Trump: Latest News