Ryback der. Kane (Lucha de Sillas)

CLEVELAND  En WWE TLC, Kane tomó asiento, pero de una manera ligeramente diferente de la convencional. Mejor dicho, recibió sillazos, una y otra vez en cada centímetro de su cuerpo, cortesía de Ryback, quien destruyó al ex Director de Operaciones en el derby de demolición decembrino de WWE.

Ambas Superestrellas, conocidas por ser nada sutiles y extremadamente fuertes, dejaron de lado los protocolos una vez que sonó la campana. Por un momento, el combate parecía un duelo medieval, pero en vez de espadas usaron sillas de acero, donde ambos hombres demostraron gran entusiasmo por la carnicería. Ryback obtuvo una ventaja temprana al lanzar a su oponente hacia una silla atorada en la equina, y luego convirtió a Kane en un sándwich demoniaco con tres splashes. 

Ryback vs. Kane en TLC

La agresividad de Ryback fue en su contra al intentar un cuarto splash. El ex Campeón Mundial de Peso Completo le sacó el aire al musculoso con un sillazo, empatando los cantos de “aliméntame más” con el del sonido del acero conectando el cuerpo del Grandote.  

Ryback logró zafarse del Agarre Infernal, pero Kane tenía otra silla lista para seguir con su plan. Sin embargo, el Grandote logró evadir el ataque y casi decapita al Gran Monstruo Rojo con un lazo, seguido de un Shell Shocked por la victoria. Ve a casa y come lo que quieras Ryback. Te lo ganaste. 


Superestrellas incluidas

Superestrellas incluidas

Ryback der. Kane (Lucha de Sillas)

CLEVELAND  En WWE TLC, Kane tomó asiento, pero de una manera ligeramente diferente de la convencional. Mejor dicho, recibió sillazos, una y otra vez en cada centímetro de su cuerpo, cortesía de Ryback, quien destruyó al ex Director de Operaciones en el derby de demolición decembrino de WWE.

Ambas Superestrellas, conocidas por ser nada sutiles y extremadamente fuertes, dejaron de lado los protocolos una vez que sonó la campana. Por un momento, el combate parecía un duelo medieval, pero en vez de espadas usaron sillas de acero, donde ambos hombres demostraron gran entusiasmo por la carnicería. Ryback obtuvo una ventaja temprana al lanzar a su oponente hacia una silla atorada en la equina, y luego convirtió a Kane en un sándwich demoniaco con tres splashes. 

Ryback vs. Kane en TLC

La agresividad de Ryback fue en su contra al intentar un cuarto splash. El ex Campeón Mundial de Peso Completo le sacó el aire al musculoso con un sillazo, empatando los cantos de “aliméntame más” con el del sonido del acero conectando el cuerpo del Grandote.  

Ryback logró zafarse del Agarre Infernal, pero Kane tenía otra silla lista para seguir con su plan. Sin embargo, el Grandote logró evadir el ataque y casi decapita al Gran Monstruo Rojo con un lazo, seguido de un Shell Shocked por la victoria. Ve a casa y come lo que quieras Ryback. Te lo ganaste.