Con cantos de “¡Lucha! ¡Lucha! ¡Lucha!” reverberando por toda la Arena Quicken Loans en el Kickoff de Fastlane 2016, el Universo WWE fue testigo de la exitosa defensa del título por parte de Kalisto ante el arrogante Alberto Del Río en una Lucha a 2 de 3 Caídas.

Bajo la estipulación que “La Mayor Exportación de México” eligió, el retador inmediatamente utilizó su ventaja de estatura, faltándole al respeto a Kalisto jalándole la máscara, llegando a arrancarle un pedazo de tela. En modo de defensa, El Rey del Vuelo logró mandar al agresor directo a la barricada. Mientras el enmascarado se preparaba para aprovechar su impulso momentáneo, Del Río agarró una silla, dándole la primera caída al volador por descalificación.

Momentos después, Del Río atrapó a su aturdido rival en la lona, consiguiendo la segunda caída (primera del Del Río) con un brutal pisotón.

Fue el mismo movimiento, pisotón, el que casi sella el destino de Kalisto, quedando afuera del ring. El enmascarado apenas pudo regresar al ring ante de la cuenta de 10. Nuevamente, Del Río intentó otro pisotón, pero Kalisto evadió el movimiento, mandando a La Esencia de la Excelencia de cara al esquinero. Aturdido, Del Río fue inmovilizado por el Lucha Dragon, consiguiendo su segunda caída y reteniendo el Campeonato Estadounidense.

Con cantos de “¡Lucha! ¡Lucha! ¡Lucha!” reverberando por toda la Arena Quicken Loans en el Kickoff de Fastlane 2016, el Universo WWE fue testigo de la exitosa defensa del título por parte de Kalisto ante el arrogante Alberto Del Río en una Lucha a 2 de 3 Caídas.

Bajo la estipulación que “La Mayor Exportación de México” eligió, el retador inmediatamente utilizó su ventaja de estatura, faltándole al respeto a Kalisto jalándole la máscara, llegando a arrancarle un pedazo de tela. En modo de defensa, El Rey del Vuelo logró mandar al agresor directo a la barricada. Mientras el enmascarado se preparaba para aprovechar su impulso momentáneo, Del Río agarró una silla, dándole la primera caída al volador por descalificación.

Momentos después, Del Río atrapó a su aturdido rival en la lona, consiguiendo la segunda caída (primera del Del Río) con un brutal pisotón.

Fue el mismo movimiento, pisotón, el que casi sella el destino de Kalisto, quedando afuera del ring. El enmascarado apenas pudo regresar al ring ante de la cuenta de 10. Nuevamente, Del Río intentó otro pisotón, pero Kalisto evadió el movimiento, mandando a La Esencia de la Excelencia de cara al esquinero. Aturdido, Del Río fue inmovilizado por el Lucha Dragon, consiguiendo su segunda caída y reteniendo el Campeonato Estadounidense.