A 2-out-of-3 Falls Match for the stars-and-stripes title kicks off WWE Fastlane on the Kickoff.

Alberto Del Río tendrá la oportunidad de recuperar el Campeonato Estadounidense cuando use la cláusula de revancha ante el campeón, Kalisto, en WWE Fastlane.

Desde que inició el 2016, el Campeonato Estadounidense ha cambiado de manos entre Kalisto y Del Río tres veces. La maravilla enmascarada originalmente derrotó a Del Río en la edición de 11 de enero en Raw. Cuatro días más tarde, El Aristócrata Mexicano recuperó el oro con la ayuda de Rey Barrett. Luego, en el desquite en Royal Rumble, Kalisto logró recuperar el título de las barras y las estrellas. 

Kalisto ha tenido que aguantar moretones y golpes a lo largo del camino. Gracias a su ventaja de tamaño de 1.96m, De, Río parece estar más feliz que nunca cuando intenta desmembrar a su oponente, desacrar su máscara sagrada o, como le gusta decirlo, aplastar a Kalisto “como a un mosquito.” Sin embargo, su exceso de confianza ha resultado en su contra, permitiendo que el Lucha Dragon aproveche sus oportunidades. Del Río insiste en que las victoria de Kalisto son pura suerte.

Aún así, el ganador del Premio Slammy al Momento del Año 2015 es todo menos lento, tenaz y ágil. En WWE Fastlane, ¿se dará cuenta Del Río de que el “mosquito” tiene una picada dolorosísima?

No te pierdas este gran encuentro por el Campeonato Estadounidense este domingo, 21 de febrero, por WWE Network y Fox Action. 

A 2-out-of-3 Falls Match for the stars-and-stripes title kicks off WWE Fastlane on the Kickoff.

Alberto Del Río tendrá la oportunidad de recuperar el Campeonato Estadounidense cuando use la cláusula de revancha ante el campeón, Kalisto, en WWE Fastlane.

Desde que inició el 2016, el Campeonato Estadounidense ha cambiado de manos entre Kalisto y Del Río tres veces. La maravilla enmascarada originalmente derrotó a Del Río en la edición de 11 de enero en Raw. Cuatro días más tarde, El Aristócrata Mexicano recuperó el oro con la ayuda de Rey Barrett. Luego, en el desquite en Royal Rumble, Kalisto logró recuperar el título de las barras y las estrellas. 

Kalisto ha tenido que aguantar moretones y golpes a lo largo del camino. Gracias a su ventaja de tamaño de 1.96m, De, Río parece estar más feliz que nunca cuando intenta desmembrar a su oponente, desacrar su máscara sagrada o, como le gusta decirlo, aplastar a Kalisto “como a un mosquito.” Sin embargo, su exceso de confianza ha resultado en su contra, permitiendo que el Lucha Dragon aproveche sus oportunidades. Del Río insiste en que las victoria de Kalisto son pura suerte.

Aún así, el ganador del Premio Slammy al Momento del Año 2015 es todo menos lento, tenaz y ágil. En WWE Fastlane, ¿se dará cuenta Del Río de que el “mosquito” tiene una picada dolorosísima?

No te pierdas este gran encuentro por el Campeonato Estadounidense este domingo, 21 de febrero, por WWE Network y Fox Action.