La frase más popular del emperador romano Julio César era: “Vine, vi y vencí”. Pues bien, miles de años después, Roman Reigns parece haber hecho suya una máxima similar con el lema de su regreso, algo así como: “Llega, destroza y márchate”. Desde que el Perro Mayor regresara por sorpresa en el evento estelar de SummerSlam, eso es lo que ha estado haciendo y de esa misma manera consiguió el Campeonato Universal en Payback derrotando a Bray Wyatt y Braun Strowman, cuando ambos ya llevaban un buen tiempo castigándose mutuamente.

Su más que inesperada alianza con Paul Heyman, ha dejado a todos en guardia ya que, si Reigns era uno de los mejores atletas de toda la WWE, ahora se la unido la cabeza pensante que llevó a tantos y tantos años de gloria a Brock Lesnar. Si Heyman es capaz de guiar el lado oscuro de Reigns hacia el estrellato de la marca azul y sabe mantenerle en lo más alto podremos estar hablando de ser testigos de cómo se escribe la historia.

Pero llega WWE Clash of Champions, la noche en la que todos los títulos están en juego y el rival de Roman puede que tenga algo ganado de antemano: su sangre. Su primo Jey Uso consiguió hacerse con un puesto en el combate por el Campeonato Universal tras derrotar a Rey Corbin, Matt Riddle y Sheamus el pasado 4 de septiembre y ha llegado con las ideas claras y en plena forma, tras un tiempo de retiro por la lesión de su hermano Jimmy.

Ya formaron equipo la semana pasada y entonces se vio la mala relación entre ambos, ya que Reigns apareció al final de la contienda para “robar” la victoria a Uso después de haber estado compitiendo en inferioridad ante Sheamus y Corbin durante casi 10 minutos. Puede que no haya peor sangre que la propia y los samoanos no son ese tipo de gente que se guardan ante un reto de tal magnitud.

Roman Reigns y Jey Uso por el Campeonato Universal WWE. ¿Quién saldrá victorioso de Clash of Champions? Descúbrelo en exclusiva en WWE Network este próximo domingo 27 de septiembre.

La frase más popular del emperador romano Julio César era: “Vine, vi y vencí”. Pues bien, miles de años después, Roman Reigns parece haber hecho suya una máxima similar con el lema de su regreso, algo así como: “Llega, destroza y márchate”. Desde que el Perro Mayor regresara por sorpresa en el evento estelar de SummerSlam, eso es lo que ha estado haciendo y de esa misma manera consiguió el Campeonato Universal en Payback derrotando a Bray Wyatt y Braun Strowman, cuando ambos ya llevaban un buen tiempo castigándose mutuamente.

Su más que inesperada alianza con Paul Heyman, ha dejado a todos en guardia ya que, si Reigns era uno de los mejores atletas de toda la WWE, ahora se la unido la cabeza pensante que llevó a tantos y tantos años de gloria a Brock Lesnar. Si Heyman es capaz de guiar el lado oscuro de Reigns hacia el estrellato de la marca azul y sabe mantenerle en lo más alto podremos estar hablando de ser testigos de cómo se escribe la historia.

Pero llega WWE Clash of Champions, la noche en la que todos los títulos están en juego y el rival de Roman puede que tenga algo ganado de antemano: su sangre. Su primo Jey Uso consiguió hacerse con un puesto en el combate por el Campeonato Universal tras derrotar a Rey Corbin, Matt Riddle y Sheamus el pasado 4 de septiembre y ha llegado con las ideas claras y en plena forma, tras un tiempo de retiro por la lesión de su hermano Jimmy.

Ya formaron equipo la semana pasada y entonces se vio la mala relación entre ambos, ya que Reigns apareció al final de la contienda para “robar” la victoria a Uso después de haber estado compitiendo en inferioridad ante Sheamus y Corbin durante casi 10 minutos. Puede que no haya peor sangre que la propia y los samoanos no son ese tipo de gente que se guardan ante un reto de tal magnitud.

Roman Reigns y Jey Uso por el Campeonato Universal WWE. ¿Quién saldrá victorioso de Clash of Champions? Descúbrelo en exclusiva en WWE Network este próximo domingo 27 de septiembre.