TACOMA, Wash. — A pesar de las tácticas sucias empleadas por Baron Corbin y su réferi especial Lacey Evans, Seth Rollins – con ayuda de la Campeona Femenil de Raw Becky Lynch – retuvo el Campeonato Universal en el evento estelar de WWE Stomping Grounds.

La elección de Evans como réferi especial fue acertada. A final de cuentas, Rollins había estado despedazando sistemáticamente a todos los potenciales candidatos al puesto, pero al tratarse de una dama, un caballero del porte de Rollins sería incapaz de ponerle un dedo encima.

Lacey Evans hace enfurecer a Seth Rollins con el conteo lento: WWE Stomping Grounds 2019

Seth Rollins tiene una dura batalla ante Baron Corbin y su réferi especial Lacey Evans en el evento estelar de WWE Stomping Grounds.

Como era de esperarse, Evans – quien tiene sus propios problemas con la novia de Seth, Becky Lynch – hizo de todo por arruinarle la noche al Arquitecto. Cuando Rollins demolió una mesa de transmisión con el cuerpo de Corbin, Lacey se tomó su tiempo para contar hasta ocho y luego decidió que esta sería, ahora, una Lucha Sin Conteo. Más adelante, Rollins estuvo a nada de llevarse el pin, pero Evans contó 1-2, y no pudo llegar al tres por un supuesto dolor de brazo. El Lobo Solitario metió una silla a la refriega, cosa que Lacey no sólo ignoró, sino que aprobó, decretando que éste sería un Combate Sin Descalificación.

Pero fue allí donde les salió el tiro por la culata. Tras administrar un End of Days – precedido por un golpe bajo de la réferi – Corbin estuvo a un pelo de obtener el triunfo, pero la llegada inesperada de Becky Lynch interrumpió el conteo. La Irlandesa Patea-Traseros vivió a la altura de su nombre y le metió una verdadera paliza a la belleza sureña, llevando a la aparición de dos oficiales para separarla. Una vez contenidas, el árbitro John Cone subió al ring, lo que permitió que Rollins acabase a su oponente con un Pisotón y, ahora sí, obtuviese una justa cuenta de tres para obtener el triunfo y retener el título.

Después de la bien merecida victoria, Seth y Becky celebraron encima del ring en un cándido momento. El par de campeones alzó los brazos, indicando que una nueva pareja de poder ha llegado a WWE.

TACOMA, Wash. — A pesar de las tácticas sucias empleadas por Baron Corbin y su réferi especial Lacey Evans, Seth Rollins – con ayuda de la Campeona Femenil de Raw Becky Lynch – retuvo el Campeonato Universal en el evento estelar de WWE Stomping Grounds.

La elección de Evans como réferi especial fue acertada. A final de cuentas, Rollins había estado despedazando sistemáticamente a todos los potenciales candidatos al puesto, pero al tratarse de una dama, un caballero del porte de Rollins sería incapaz de ponerle un dedo encima.

Lacey Evans hace enfurecer a Seth Rollins con el conteo lento: WWE Stomping Grounds 2019

Seth Rollins tiene una dura batalla ante Baron Corbin y su réferi especial Lacey Evans en el evento estelar de WWE Stomping Grounds.

Como era de esperarse, Evans – quien tiene sus propios problemas con la novia de Seth, Becky Lynch – hizo de todo por arruinarle la noche al Arquitecto. Cuando Rollins demolió una mesa de transmisión con el cuerpo de Corbin, Lacey se tomó su tiempo para contar hasta ocho y luego decidió que esta sería, ahora, una Lucha Sin Conteo. Más adelante, Rollins estuvo a nada de llevarse el pin, pero Evans contó 1-2, y no pudo llegar al tres por un supuesto dolor de brazo. El Lobo Solitario metió una silla a la refriega, cosa que Lacey no sólo ignoró, sino que aprobó, decretando que éste sería un Combate Sin Descalificación.

Pero fue allí donde les salió el tiro por la culata. Tras administrar un End of Days – precedido por un golpe bajo de la réferi – Corbin estuvo a un pelo de obtener el triunfo, pero la llegada inesperada de Becky Lynch interrumpió el conteo. La Irlandesa Patea-Traseros vivió a la altura de su nombre y le metió una verdadera paliza a la belleza sureña, llevando a la aparición de dos oficiales para separarla. Una vez contenidas, el árbitro John Cone subió al ring, lo que permitió que Rollins acabase a su oponente con un Pisotón y, ahora sí, obtuviese una justa cuenta de tres para obtener el triunfo y retener el título.

Después de la bien merecida victoria, Seth y Becky celebraron encima del ring en un cándido momento. El par de campeones alzó los brazos, indicando que una nueva pareja de poder ha llegado a WWE.