ORLANDO, Fla. — Una de las mejores historias de amor de la era moderna tuvo su esperada culminación en WrestleMania 36.

Otis busca venganza ante Ziggler: WrestleMania 36

El triángulo amoroso entre Mandy Rose, Otis y Dolph Ziggler finalmente llega a su cúspide en WrestleMania.

Luego de que fuese revelado en SmackDown que Dolph Ziggler & Sonya Deville habían conspirado para arruinar la cita en el Día de San Valentín entre Otis y Mandy Rose, el miembro de Heavy Machinery llegó listo para poner sus manos encima del Presumido.

El combate fue una completa masacre. Otis aplastó, mangoneó y maltrató a Ziggler de todos los modos imaginables. Las cosas cambiaron de ritmo cuando Deville – quien estaba en la esquina de Ziggler – distrajo al oficial, permitiendo que El Presumido le diese un golpe bajo al fortachón. Pero justo cuando el réferi estaba por iniciar la cuenta de tres, Mandy apareció por la rampa, abofeteó a su mejor amiga y golpeó a Ziggler en las joyas de la familia, entregándoselo en bandeja de plata a Otis para que lo terminara con un gusanito y un codazo.

Tres segundos más tarde, se había hecho justicia. Mandy levantó el brazo de Otis, quien luego la cargó y selló el momento con un besito. ¿Quién dice que los chicos buenos terminan en último lugar?

ORLANDO, Fla. — Una de las mejores historias de amor de la era moderna tuvo su esperada culminación en WrestleMania 36.

Otis busca venganza ante Ziggler: WrestleMania 36

El triángulo amoroso entre Mandy Rose, Otis y Dolph Ziggler finalmente llega a su cúspide en WrestleMania.

Luego de que fuese revelado en SmackDown que Dolph Ziggler & Sonya Deville habían conspirado para arruinar la cita en el Día de San Valentín entre Otis y Mandy Rose, el miembro de Heavy Machinery llegó listo para poner sus manos encima del Presumido.

El combate fue una completa masacre. Otis aplastó, mangoneó y maltrató a Ziggler de todos los modos imaginables. Las cosas cambiaron de ritmo cuando Deville – quien estaba en la esquina de Ziggler – distrajo al oficial, permitiendo que El Presumido le diese un golpe bajo al fortachón. Pero justo cuando el réferi estaba por iniciar la cuenta de tres, Mandy apareció por la rampa, abofeteó a su mejor amiga y golpeó a Ziggler en las joyas de la familia, entregándoselo en bandeja de plata a Otis para que lo terminara con un gusanito y un codazo.

Tres segundos más tarde, se había hecho justicia. Mandy levantó el brazo de Otis, quien luego la cargó y selló el momento con un besito. ¿Quién dice que los chicos buenos terminan en último lugar?