ORLANDO, Fla. — Chris Jericho entró a WrestleMania 33 con el Título de E.U. en la cintura, una Lista de Jericho gigante en la entrada y una bufanda con lucecitas. Ojalá que los LEDs lo hagan sentirse bien, porque abandonó Orlando sin el campeonato.

Chris Jericho vs. Kevin Owens - Campeonato Estadounidense: WrestleMania 33

Kevin Owens busca destronar al Campeón Estadounidense Chris Jericho.

La rivalidad más personal de La Máxima Emoción inició como toda gran pelea debe hacerlo: con puñetazos por doquier. Jericho tomó las riendas al inicio del encuentro, pero Owens niveló las cosas con una súper patada. Siguieron un par de balas de cañón y la cabeza de Jericho estrellada en un poste.

La familiaridad de ambos cuando eran conocidos como Jeri-KO les dio un gran conocimientos sobre sus arenales mutuos, lo que se reflejó en la subsecuente serie: el Splash de Rana de KO cayó justo en las rodillas de Jericho, pero lo mismo pasó con el intento de Lionsault de Y2J momentos después. Owens intentó humillar a su ex mejor amigo aplicando las Murallas de Jericó, pero el vocalista de Fozzy sobrevivió y siguió con el castigo.

KO recuperó el control y siguió atacando a Jericho, abofeteándolo en el rostro y declarando que nunca fueron mejores amigos. No obstante, las balanza se decantó para el otro lado cuando Jericho convirtió el intento de Pop-Up Powerbomb en una Decodificadora y consiguió el 1-2, que habría llegado al 3 de no haber sido porque KO pudo poner un dedo sobre las cuerdas.

Tras un breve intercambio, el ex Campeón Universal le hizo una Pop-Up Powerbomb a su compatriota en la borda del ring, poniendo el último clavo en el ataúd de Jericho e iniciando su primer reinado como Campeón Estadounidense.

ORLANDO, Fla. — Chris Jericho entró a WrestleMania 33 con el Título de E.U. en la cintura, una Lista de Jericho gigante en la entrada y una bufanda con lucecitas. Ojalá que los LEDs lo hagan sentirse bien, porque abandonó Orlando sin el campeonato.

Chris Jericho vs. Kevin Owens - Campeonato Estadounidense: WrestleMania 33

Kevin Owens busca destronar al Campeón Estadounidense Chris Jericho.

La rivalidad más personal de La Máxima Emoción inició como toda gran pelea debe hacerlo: con puñetazos por doquier. Jericho tomó las riendas al inicio del encuentro, pero Owens niveló las cosas con una súper patada. Siguieron un par de balas de cañón y la cabeza de Jericho estrellada en un poste.

La familiaridad de ambos cuando eran conocidos como Jeri-KO les dio un gran conocimientos sobre sus arenales mutuos, lo que se reflejó en la subsecuente serie: el Splash de Rana de KO cayó justo en las rodillas de Jericho, pero lo mismo pasó con el intento de Lionsault de Y2J momentos después. Owens intentó humillar a su ex mejor amigo aplicando las Murallas de Jericó, pero el vocalista de Fozzy sobrevivió y siguió con el castigo.

KO recuperó el control y siguió atacando a Jericho, abofeteándolo en el rostro y declarando que nunca fueron mejores amigos. No obstante, las balanza se decantó para el otro lado cuando Jericho convirtió el intento de Pop-Up Powerbomb en una Decodificadora y consiguió el 1-2, que habría llegado al 3 de no haber sido porque KO pudo poner un dedo sobre las cuerdas.

Tras un breve intercambio, el ex Campeón Universal le hizo una Pop-Up Powerbomb a su compatriota en la borda del ring, poniendo el último clavo en el ataúd de Jericho e iniciando su primer reinado como Campeón Estadounidense.