DALLAS – La Roca y John Cena ciertamente han avanzado mucho desde el 2013. En aquel entonces, cuando WrestleMania XXIX llegó a Nueva York/Nueva Jersey, ambos íconos no podían ni verse en pintura. Sin embargo, en WrestleMania 32, fue Cena quien llegó a ayudar al Grandiosos cuando La Familia Wyatt lo interrumpió su anuncio de que el público en el Estadio AT&T había el récord de asistencia en WrestleMania con 101,763 personas.

La aparición de La Roca inició muy bien. Tras recibir una bienvenida del tamaño de Texas, El Hombre Más Electrizante en el Entretenimiento emocionó al Universo WWE con su carisma. Todos se la estaban pasado muy bien. Excepto La Familia Wyatt. Bray Wyatt, Erick Rowan y Braun Strowman aparecieron para confrontar al actor, diciendo que lo aniquilaría completamente.

La Roca respondió quitándose la playera y el pantalón, revelando sus calzoncillos, coderas y botas de lucha, insistiendo en tener un combate. Cuando la campana sonó, fue Erick Rowan quien enfrentó a La Roca a nombre de la familia. Desafortunadamente para Rowan, El Grandioso lo terminó con el Rock Bottom y ganó el encuentro en seis minutos.

Fue en ese momento donde La Familia Wyatt decidió atacar al unísono. Cuando parecía que el futuro de La Roca incluiría una vista al pantano, la música de John Cena sonó. Tras una recuperación de tres meses de cirugía de hombro, el líder de la Cenation hizo una aparición sorpresa. Se puso de lado de La Roca y juntos expulsaron a Los Wyatts de las inmediaciones.

Para cualquiera que haya visto su rivalidad hace unos años, ver a La Roca y a Cena celebrando juntos encima de la rampa de WrestleMania fue una escena inimaginable. Para los verdaderos miembros del Universo WWE, fue un espectáculo increíble e inolvidable.

DALLAS – La Roca y John Cena ciertamente han avanzado mucho desde el 2013. En aquel entonces, cuando WrestleMania XXIX llegó a Nueva York/Nueva Jersey, ambos íconos no podían ni verse en pintura. Sin embargo, en WrestleMania 32, fue Cena quien llegó a ayudar al Grandiosos cuando La Familia Wyatt lo interrumpió su anuncio de que el público en el Estadio AT&T había el récord de asistencia en WrestleMania con 101,763 personas.

La aparición de La Roca inició muy bien. Tras recibir una bienvenida del tamaño de Texas, El Hombre Más Electrizante en el Entretenimiento emocionó al Universo WWE con su carisma. Todos se la estaban pasado muy bien. Excepto La Familia Wyatt. Bray Wyatt, Erick Rowan y Braun Strowman aparecieron para confrontar al actor, diciendo que lo aniquilaría completamente.

La Roca respondió quitándose la playera y el pantalón, revelando sus calzoncillos, coderas y botas de lucha, insistiendo en tener un combate. Cuando la campana sonó, fue Erick Rowan quien enfrentó a La Roca a nombre de la familia. Desafortunadamente para Rowan, El Grandioso lo terminó con el Rock Bottom y ganó el encuentro en seis minutos.

Fue en ese momento donde La Familia Wyatt decidió atacar al unísono. Cuando parecía que el futuro de La Roca incluiría una vista al pantano, la música de John Cena sonó. Tras una recuperación de tres meses de cirugía de hombro, el líder de la Cenation hizo una aparición sorpresa. Se puso de lado de La Roca y juntos expulsaron a Los Wyatts de las inmediaciones.

Para cualquiera que haya visto su rivalidad hace unos años, ver a La Roca y a Cena celebrando juntos encima de la rampa de WrestleMania fue una escena inimaginable. Para los verdaderos miembros del Universo WWE, fue un espectáculo increíble e inolvidable.