BROOKLYN, N.Y. — Brock Lesnar no se irá de WWE pronto, pero no por falta del esfuerzo de Roman Reigns, Samoa Joe y especialmente Braun Strowman.

Braun Strowman mangonea a Brock Lesnar como nunca habíamos visto: SummerSlam 2017

Braun Strowman mangonea a Brock Lesnar como nunca habíamos visto durante la Lucha Fatal a 4 Esquinas por el Campeonato Universal.

En un encuentro donde estaba en juego la permanencia de Brock Lesnar en la empresa – Paul Heyman había dicho que él y su cliente se irían de WWE si La Bestia perdía el Título Universal en SummerSlam – Brock Lesnar fue llevado al límite en esta Lucha Fatal a 4 Esquinas por el Título Universal en La Mayor Fiesta del Verano. Aunque cada uno de los competidores es un destructor por derecho propio, todos llegaron con una estrategia en particular al encuentro. Reigns repartió Golpes de Superman y Lanzas por doquier. Joe fue el aprovechado, apareciendo donde hubiese una debilidad. Lesnar, quien no tenía que ser derrotado para perder el título, luchó contra las series ofensivas de sus tres oponentes, manteniéndose en el ojo el huracán en todo momento.

También estuvo Strowman, quien, a falta de un mejor adjetivo, hizo el papel de un equipo de demolición, enfocando la mayoría de sus esfuerzos en el campeón. En un intento de remover a La Bestia de la ecuación, El Monstruo entre Hombres hizo que Lesnar sintiera la madera de dos mesas de transmisión, antes de arrojar una tercera sobre su cuerpo inerte. El ataque fue tan severo que los médicos de WWE tuvieron que llevarse a Brock en una camilla. (Paul Heyman estaba tan preocupado que casi necesita una para sí mismo también.)

Strowman, ensangrentado por el golpe que Reigns le dio con los escalones de acero, no pudo acabar a los dos samoanos, aunque estuvo muy cerca. De haber tenido más tiempo, sin duda se haría llevado la victoria, pero Lesnar regresó para terminar sus asuntos pendientes.

La Anomalía caminó hacia el ring, muy a pesar de las objeciones de los oficiales, convirtiendo el encuentro en una carrera hacia el final. Reigns le dio Golpes de Superman a cualquiera que no estuviese usando playeras rayadas y atravesó a Lesnar con una Lanza, pero fue atrapado en un Coquina Clutch, mismo que fue interrumpido por Strowman. El Monstruo Entre Hombres ejecutó un Powerslam que le habría dado el triunfo si Lesnar no hubiese sacado al réferi del ring. Lesnar le aplicó un F-5 a Joe, pero Reigns estorbó la inmovilización. Tras una trifecta de Golpes de Superman, Roman estaba listo para dar el golpe final en forma de Lanza, pero Lesnar lo puso en sus hombros, le aplicó un F-5 y ganó el combate.

Así que Brock Lesnar sigue siendo el campeón. Braun Strowman y Samoa Joe tendrán que lamerse las heridas. Roman Reigns no logró su cometido. Y los demás con quedamos con esta pregunta: Si estos tres no lograron vencer a Brock Lesnar, ¿quién podrá hacerlo?

BROOKLYN, N.Y. — Brock Lesnar no se irá de WWE pronto, pero no por falta del esfuerzo de Roman Reigns, Samoa Joe y especialmente Braun Strowman.

Braun Strowman mangonea a Brock Lesnar como nunca habíamos visto: SummerSlam 2017

Braun Strowman mangonea a Brock Lesnar como nunca habíamos visto durante la Lucha Fatal a 4 Esquinas por el Campeonato Universal.

En un encuentro donde estaba en juego la permanencia de Brock Lesnar en la empresa – Paul Heyman había dicho que él y su cliente se irían de WWE si La Bestia perdía el Título Universal en SummerSlam – Brock Lesnar fue llevado al límite en esta Lucha Fatal a 4 Esquinas por el Título Universal en La Mayor Fiesta del Verano. Aunque cada uno de los competidores es un destructor por derecho propio, todos llegaron con una estrategia en particular al encuentro. Reigns repartió Golpes de Superman y Lanzas por doquier. Joe fue el aprovechado, apareciendo donde hubiese una debilidad. Lesnar, quien no tenía que ser derrotado para perder el título, luchó contra las series ofensivas de sus tres oponentes, manteniéndose en el ojo el huracán en todo momento.

También estuvo Strowman, quien, a falta de un mejor adjetivo, hizo el papel de un equipo de demolición, enfocando la mayoría de sus esfuerzos en el campeón. En un intento de remover a La Bestia de la ecuación, El Monstruo entre Hombres hizo que Lesnar sintiera la madera de dos mesas de transmisión, antes de arrojar una tercera sobre su cuerpo inerte. El ataque fue tan severo que los médicos de WWE tuvieron que llevarse a Brock en una camilla. (Paul Heyman estaba tan preocupado que casi necesita una para sí mismo también.)

Strowman, ensangrentado por el golpe que Reigns le dio con los escalones de acero, no pudo acabar a los dos samoanos, aunque estuvo muy cerca. De haber tenido más tiempo, sin duda se haría llevado la victoria, pero Lesnar regresó para terminar sus asuntos pendientes.

La Anomalía caminó hacia el ring, muy a pesar de las objeciones de los oficiales, convirtiendo el encuentro en una carrera hacia el final. Reigns le dio Golpes de Superman a cualquiera que no estuviese usando playeras rayadas y atravesó a Lesnar con una Lanza, pero fue atrapado en un Coquina Clutch, mismo que fue interrumpido por Strowman. El Monstruo Entre Hombres ejecutó un Powerslam que le habría dado el triunfo si Lesnar no hubiese sacado al réferi del ring. Lesnar le aplicó un F-5 a Joe, pero Reigns estorbó la inmovilización. Tras una trifecta de Golpes de Superman, Roman estaba listo para dar el golpe final en forma de Lanza, pero Lesnar lo puso en sus hombros, le aplicó un F-5 y ganó el combate.

Así que Brock Lesnar sigue siendo el campeón. Braun Strowman y Samoa Joe tendrán que lamerse las heridas. Roman Reigns no logró su cometido. Y los demás con quedamos con esta pregunta: Si estos tres no lograron vencer a Brock Lesnar, ¿quién podrá hacerlo?