LOS ANGELES — Finn Bálor es el hombre. O mejor, es “El Hombre,” pues el ex Campeón Universal logró superar a Bray Wyatt por segunda ocasión consecutiva – esta vez sin la ayuda del Demonio para conseguir la victoria.

La idea de tener un desempate en WWE No Mercy era algo esperado para ambas Superestrellas, pues cada uno tenía una victoria sobre el otro, y para probar que no hubiese mano negra, decidieron hacerlo “Hombre a Hombre.” Para Wyatt eso significó aplicar un golpe bajo antes del inicio del encuentro y meterle una paliza que puso en peligro la realización de la lucha.

Finn Bálor responde al ataque pre-encuentro de Bray Wyatt: WWE No Mercy 2017

Finn Bálor y Bray Wyatt se enfrentan hombre a hombre.

No obstante, Bálor el hombre mostró tener tanto aguante como Bálor El Demonio tiene de magnificencia. Después de que Wyatt lo llamó “cobarde,” el irlandés regresó al cuadrilátero para que la batalla pudiera iniciar. Pero, debido a que sólo es un hombre – y, además, lastimado en ese momento – cayó bajo el control del Devorador de Mundos.

Fue necesario algo de sofisticación de la vieja escuela para que Bálor pusiera las cosa a su favor. Lento pero seguro, el irlandés fue montando una ofensiva. Wyatt sobrevivió a un par de suplexes, pero su propia confianza fue su perdición. Se tardó demasiado en subir a la tercera cuerda y dar el golpe final. El ex Campeón Universal derribó a su rival de las alturas y aplicó dos patadas voladoras, poniéndolo en posición de Tiro de Gracias por el triunfo.

Así que, de cierta forma, Wyatt estaba en lo correcto: Finn Bálor es apenas un hombre, pero un hombre extraordinario. Esta noche, fue el mejor hombre.

LOS ANGELES — Finn Bálor es el hombre. O mejor, es “El Hombre,” pues el ex Campeón Universal logró superar a Bray Wyatt por segunda ocasión consecutiva – esta vez sin la ayuda del Demonio para conseguir la victoria.

La idea de tener un desempate en WWE No Mercy era algo esperado para ambas Superestrellas, pues cada uno tenía una victoria sobre el otro, y para probar que no hubiese mano negra, decidieron hacerlo “Hombre a Hombre.” Para Wyatt eso significó aplicar un golpe bajo antes del inicio del encuentro y meterle una paliza que puso en peligro la realización de la lucha.

Finn Bálor responde al ataque pre-encuentro de Bray Wyatt: WWE No Mercy 2017

Finn Bálor y Bray Wyatt se enfrentan hombre a hombre.

No obstante, Bálor el hombre mostró tener tanto aguante como Bálor El Demonio tiene de magnificencia. Después de que Wyatt lo llamó “cobarde,” el irlandés regresó al cuadrilátero para que la batalla pudiera iniciar. Pero, debido a que sólo es un hombre – y, además, lastimado en ese momento – cayó bajo el control del Devorador de Mundos.

Fue necesario algo de sofisticación de la vieja escuela para que Bálor pusiera las cosa a su favor. Lento pero seguro, el irlandés fue montando una ofensiva. Wyatt sobrevivió a un par de suplexes, pero su propia confianza fue su perdición. Se tardó demasiado en subir a la tercera cuerda y dar el golpe final. El ex Campeón Universal derribó a su rival de las alturas y aplicó dos patadas voladoras, poniéndolo en posición de Tiro de Gracias por el triunfo.

Así que, de cierta forma, Wyatt estaba en lo correcto: Finn Bálor es apenas un hombre, pero un hombre extraordinario. Esta noche, fue el mejor hombre.