WWE Network: Ryback vs. Kevin Owens: Night of Champions 2015

Kevin Owens ganó su primer título en WWE al derrotar al Campeón Intercontinental Ryback: Cortesía de WWE Network.

HOUSTON – Night of Champions 2015 fue el escenario de una pelea épica entre Ryback y Kevin Owens, donde el fajador venció a El Grandulón para ganar su primer título en WWE, uno de los más prestigiosos en el entretenimiento deportivo, el Campeonato Intercontinental.

La rivalidad entre Ryback y Owens no es muy vieja, pero parecía que son enemigos de toda la vida por el nivel de intensidad que llevaron al ring.

El poder del Grandulón fue evidente a inicios del encuentro, cuando literalmente lanzó a su oponente hacia fuera del ring con un Gorila Press. Sin embargo, no pasó mucho tiempo para que Owens usara su gran experiencia para dominar a La Bola de Demolición Humana, atacando el masivo brazo del campeón.

A pesar del ataque calculado de su oponente, el Campeón Intercontinental se negó a rendirse ­– quizás alimentándose de los cantos de “Aliméntame Más” del Universo WWE – y respondió con fuerza bruta.

Tras conectar el Lazo Carnicero desde las cuerdas, Ryback parecía estar listo para terminar el acalorado encuentro de una vez por todas. Desafortunadamente para el determinado campeón, falló en aplicar el Caparazón sobre el graduado de NXT, ya que su experimentado rival revertió la maniobra.

El Hulk de la vida real parecía estar a punto de someterse, pero resulta que tiene más fuerza en un solo brazo que un humano normal en dos. Esto fue aparente cuando revirtió una palanca al brazo, levantando los 121 kg de su rival y aplastándolo en la lona. Ryback intentó otro Caparazón, pero cuando estaba en los hombros del Grandulón, Owens aprovechó que el réferi estaba a sus espaldas y picó los ojos del campeón, los inmovilizó y consiguió la sorprendente victoria.

La retórica dura y sin tacto de Owens no va con todo mundo, pero en frente del apasionado público de Houston, el fajador respaldó su palabrería de camino a su primer título en WWE.

Night of Champions
Night of Champions
Suscríbete a WWE Network

Superestrellas incluidas

Night of Champions
Night of Champions
Suscríbete a WWE Network

Superestrellas incluidas

WWE Network: Ryback vs. Kevin Owens: Night of Champions 2015

Kevin Owens ganó su primer título en WWE al derrotar al Campeón Intercontinental Ryback: Cortesía de WWE Network.

HOUSTON – Night of Champions 2015 fue el escenario de una pelea épica entre Ryback y Kevin Owens, donde el fajador venció a El Grandulón para ganar su primer título en WWE, uno de los más prestigiosos en el entretenimiento deportivo, el Campeonato Intercontinental.

La rivalidad entre Ryback y Owens no es muy vieja, pero parecía que son enemigos de toda la vida por el nivel de intensidad que llevaron al ring.

El poder del Grandulón fue evidente a inicios del encuentro, cuando literalmente lanzó a su oponente hacia fuera del ring con un Gorila Press. Sin embargo, no pasó mucho tiempo para que Owens usara su gran experiencia para dominar a La Bola de Demolición Humana, atacando el masivo brazo del campeón.

A pesar del ataque calculado de su oponente, el Campeón Intercontinental se negó a rendirse ­– quizás alimentándose de los cantos de “Aliméntame Más” del Universo WWE – y respondió con fuerza bruta.

Tras conectar el Lazo Carnicero desde las cuerdas, Ryback parecía estar listo para terminar el acalorado encuentro de una vez por todas. Desafortunadamente para el determinado campeón, falló en aplicar el Caparazón sobre el graduado de NXT, ya que su experimentado rival revertió la maniobra.

El Hulk de la vida real parecía estar a punto de someterse, pero resulta que tiene más fuerza en un solo brazo que un humano normal en dos. Esto fue aparente cuando revirtió una palanca al brazo, levantando los 121 kg de su rival y aplastándolo en la lona. Ryback intentó otro Caparazón, pero cuando estaba en los hombros del Grandulón, Owens aprovechó que el réferi estaba a sus espaldas y picó los ojos del campeón, los inmovilizó y consiguió la sorprendente victoria.

La retórica dura y sin tacto de Owens no va con todo mundo, pero en frente del apasionado público de Houston, el fajador respaldó su palabrería de camino a su primer título en WWE.