HARTFORD, Conn. — Bayley sorprendió a propios y a extraños convirtiéndose en la tercera Srta. Money in the Bank en la historia.

Durante las semanas previas a este combate, parecía que las competidoras más experimentadas como Natalya, Naomi o la propia Bayley habían sido descartadas en la mente de los especialistas, mientras el enfoque estaba en las novatas como Dana Brooke, Nikki Cross y Mandy Rose.

Nikki Cross convierte la escalera en un arma: WWE Money in the Bank 2019

Las Superestrellas femeninas de Raw y SmackDown LIVE se enfrentan por el contrato de Money in the Bank.

Y hablando de La Mejor Creación de Dios, en el clímax del combate, Mandy estuvo a nada de ganar el maletín gracias a Sonya Deville. La Diabla de Jersey apareció justo cuando las ocho competidoras yacían en la lona o en el piso de la arena, así que cargó a su compañera en la espalda y subió hasta la cima de la escalera, donde todo lo que tendría que haber hecho la rubia era extender la mano. Pero en ese preciso instante apareció la amante de los abrazos, quien derribó a Mandy y a Sonya de las alturas y tomó el portafolio, recordándole a todo el Universo WWE de lo que es capaz.

Fue un momento muy emocionante, marcando la pauta del que sería un pago-por-evento extraordinario. ¿Y qué sería de Bayley como poseedora del maletín? No tuvimos que esperar mucho para saberlo.

HARTFORD, Conn. — Bayley sorprendió a propios y a extraños convirtiéndose en la tercera Srta. Money in the Bank en la historia.

Durante las semanas previas a este combate, parecía que las competidoras más experimentadas como Natalya, Naomi o la propia Bayley habían sido descartadas en la mente de los especialistas, mientras el enfoque estaba en las novatas como Dana Brooke, Nikki Cross y Mandy Rose.

Nikki Cross convierte la escalera en un arma: WWE Money in the Bank 2019

Las Superestrellas femeninas de Raw y SmackDown LIVE se enfrentan por el contrato de Money in the Bank.

Y hablando de La Mejor Creación de Dios, en el clímax del combate, Mandy estuvo a nada de ganar el maletín gracias a Sonya Deville. La Diabla de Jersey apareció justo cuando las ocho competidoras yacían en la lona o en el piso de la arena, así que cargó a su compañera en la espalda y subió hasta la cima de la escalera, donde todo lo que tendría que haber hecho la rubia era extender la mano. Pero en ese preciso instante apareció la amante de los abrazos, quien derribó a Mandy y a Sonya de las alturas y tomó el portafolio, recordándole a todo el Universo WWE de lo que es capaz.

Fue un momento muy emocionante, marcando la pauta del que sería un pago-por-evento extraordinario. ¿Y qué sería de Bayley como poseedora del maletín? No tuvimos que esperar mucho para saberlo.