CHICAGO — Seth Rollins es un Campeón Intercontinental defensor que se enorgullece de ese hecho, pero no tuvo respuesta para nada de lo que Elias le presentó en WWE Money in the Bank – hasta que usó una táctica un tanto sucia (pero legal) para derrotar a su rival más difícil a la fecha.

Seth Rollins derriba a Elias con ataque inmisericorde: WWE Money in the Bank 2018

Seth Rollins derriba a Elias con ataque inmisericorde en WWE Money in the Bank 2018. 

Ambas Superestrellas había estado intercambiando emboscadas y enfrentamientos de parejas desde el inicio de esta rivalidad, pero se habían enfrentado muy poco en combates mano a mano. Elias tomó el control a lo largo del encuentro, e incluso estuvo a nada de ponerle fin con un Cobra Clutch.

Lento pero seguro, El Arquitecto comenzó a balancear la ecuación con ataques de alto riesgo, lo que implicó lastimarse un poco la rodilla (al aterrizar de una maroma) y costillas (en un Splash de Rana bloqueado). Con un combo de Suplerplex/Flecha de Halcón, El Matarreyes se hizo de  las riendas de la contienda, y cuando Elias intentó acabar el trabajo en una escaramuza afuera del ring, Rillins fue forzado a operar en puro instinto y adrenalina. El campeón revirtió un Drift Away en una rodada y, con las manos bien colocadas sobre los pantalones de del rovador, Rollins usó ese apalancamiento para llevarse el 1-2-3.

Elias claramente no quedó nada contento con la decisión. Después de todo, ha probado ser un digno retador, pero parece que olvidó una regla que Rollins aprendió hace mucho tiempo: En WWE hay que ganar por cualquier medio necesario.

CHICAGO — Seth Rollins es un Campeón Intercontinental defensor que se enorgullece de ese hecho, pero no tuvo respuesta para nada de lo que Elias le presentó en WWE Money in the Bank – hasta que usó una táctica un tanto sucia (pero legal) para derrotar a su rival más difícil a la fecha.

Seth Rollins derriba a Elias con ataque inmisericorde: WWE Money in the Bank 2018

Seth Rollins derriba a Elias con ataque inmisericorde en WWE Money in the Bank 2018. 

Ambas Superestrellas había estado intercambiando emboscadas y enfrentamientos de parejas desde el inicio de esta rivalidad, pero se habían enfrentado muy poco en combates mano a mano. Elias tomó el control a lo largo del encuentro, e incluso estuvo a nada de ponerle fin con un Cobra Clutch.

Lento pero seguro, El Arquitecto comenzó a balancear la ecuación con ataques de alto riesgo, lo que implicó lastimarse un poco la rodilla (al aterrizar de una maroma) y costillas (en un Splash de Rana bloqueado). Con un combo de Suplerplex/Flecha de Halcón, El Matarreyes se hizo de  las riendas de la contienda, y cuando Elias intentó acabar el trabajo en una escaramuza afuera del ring, Rillins fue forzado a operar en puro instinto y adrenalina. El campeón revirtió un Drift Away en una rodada y, con las manos bien colocadas sobre los pantalones de del rovador, Rollins usó ese apalancamiento para llevarse el 1-2-3.

Elias claramente no quedó nada contento con la decisión. Después de todo, ha probado ser un digno retador, pero parece que olvidó una regla que Rollins aprendió hace mucho tiempo: En WWE hay que ganar por cualquier medio necesario.