No hay rivalidad más intensa que cuando dos miembros de una misma familia se sientan en una misma mesa, y eso es lo que está ocurriendo con el Campeón Universal Roman Reigns y su primo Jey Uso. Todo lo que quiere Reigns es que se le reconozca la jerarquía dentro de la familia y, si para eso tiene que encerrarse con Jey dentro de la celda, pues que así sea.

Pero la cosa no queda ahí, ya que una vez dentro de la estructura metálica, el combate no se detendrá hasta que alguna de las dos Superestrellas pronuncie las palabras: “Me rindo”, y a tenor de lo que presenciamos en WWE Clash Of Champions, puede ser una noche muy larga para ambos. La previa del combate viene marcada por aquella noche, la única vez que ambos talentos se han enfrentado entre sí, cuando Roman jugó con Jey como si de un muñeco de trapo se tratara. Jimmy Uso tuvo que salir a salvar a su hermano de una de las mayores palizas que jamás haya sufrido ya que El Perro Mayor, o Jefe Tribal, como quiere ser ahora reconocido, no estaba dispuesto a parar la lucha.

Sobre el cartel, ambos tienen muy buenos números dentro de la Celda Infernal y saben a que se exponen. Reigns ha participado en tres ocasiones en este tipo de lucha dentro de la estructura que no perdona, y ha salido victorioso en dos de ellas, frente a Bray Wyatt (2015) y frente a Rusev (2016). Hubo una tercera ocasión en la que Reigns se midió a Braun Strowman dentro de la celda (2018) aunque el combate no tuvo ganador al interferir Brock Lesnar en la contienda.

Por su parte, Uso también cuenta sus apariciones en la celda por victorias, en este caso por victoria, ya que solo ha participado en una ocasión en este tipo de lucha junto a su mellizo, frente a The New Day, a los que derrotaron por el Campeonato de Parejas de SmackDown.

Ya que ambos conocen las mieles de la victoria en este tipo de enfrentamiento solo nos queda saber qué pasará el próximo domingo 25 de octubre cuando Roman Reigns y Jey Uso se vean las caras dentro de la Celda Infernal, sólo y en exclusiva por WWE Network.

Hell in a Cell
Hell in a Cell
Suscríbete Ahora

Superestrellas incluidas

Hell in a Cell
Hell in a Cell
Suscríbete Ahora

Superestrellas incluidas

No hay rivalidad más intensa que cuando dos miembros de una misma familia se sientan en una misma mesa, y eso es lo que está ocurriendo con el Campeón Universal Roman Reigns y su primo Jey Uso. Todo lo que quiere Reigns es que se le reconozca la jerarquía dentro de la familia y, si para eso tiene que encerrarse con Jey dentro de la celda, pues que así sea.

Pero la cosa no queda ahí, ya que una vez dentro de la estructura metálica, el combate no se detendrá hasta que alguna de las dos Superestrellas pronuncie las palabras: “Me rindo”, y a tenor de lo que presenciamos en WWE Clash Of Champions, puede ser una noche muy larga para ambos. La previa del combate viene marcada por aquella noche, la única vez que ambos talentos se han enfrentado entre sí, cuando Roman jugó con Jey como si de un muñeco de trapo se tratara. Jimmy Uso tuvo que salir a salvar a su hermano de una de las mayores palizas que jamás haya sufrido ya que El Perro Mayor, o Jefe Tribal, como quiere ser ahora reconocido, no estaba dispuesto a parar la lucha.

Sobre el cartel, ambos tienen muy buenos números dentro de la Celda Infernal y saben a que se exponen. Reigns ha participado en tres ocasiones en este tipo de lucha dentro de la estructura que no perdona, y ha salido victorioso en dos de ellas, frente a Bray Wyatt (2015) y frente a Rusev (2016). Hubo una tercera ocasión en la que Reigns se midió a Braun Strowman dentro de la celda (2018) aunque el combate no tuvo ganador al interferir Brock Lesnar en la contienda.

Por su parte, Uso también cuenta sus apariciones en la celda por victorias, en este caso por victoria, ya que solo ha participado en una ocasión en este tipo de lucha junto a su mellizo, frente a The New Day, a los que derrotaron por el Campeonato de Parejas de SmackDown.

Ya que ambos conocen las mieles de la victoria en este tipo de enfrentamiento solo nos queda saber qué pasará el próximo domingo 25 de octubre cuando Roman Reigns y Jey Uso se vean las caras dentro de la Celda Infernal, sólo y en exclusiva por WWE Network.