Dolph Ziggler, Cesaro & Neville der. Rusev, Sheamus & Rey Barrett (Lucha de Kickoff)

LOS ÁNGELES – En la grandiosa Lucha de Relevos Australianos que encendió los ánimos en el STAPLES Center, Cesaro, Neville & Dolph Ziggler prevalecieron sobre Rey Barrett, Sheamus & Rusev.

De un lado del cuadrilátero estaba un poderoso trio de luchadores extranjeros. Del otro estaba un grupo de Superestrellas que poseen un nivel de habilidades atléticas de élite y toneladas de potencial. Batallando en un encontronazo infernal en la Ciudad de los Ángeles, fue el segundo grupo el que tuvo la alianza más fuerte. 

Las fueras del Rey del Ring, Guerrero Celta y Súper Atleta dominaron a su competencia en estas últimas semanas, pero no pudieron cumplir con la misión de detener a tres de las Superestrellas más excitantes de WWE en el kickoff de este domingo.

Ziggler, Cesaro & Neville no perdieron el tiempo para sorprender al Universo WWE, cuando El Hombre que la Gravedad Olvidó y El Superman Suizo aplastaron a su oponente irlandés. Sin embargo, cada vez que el impulso se ponía a favor del atlético trio, El Rey, El Bruto Búlgaro y el Sr. Money in the Bank usaban fuerza bruta para nivelar el terreno.  

El ritmo del encuentro disminuyó, favoreciendo a los más poderosos. Los fajadores pusieron la mirada en El Presumido, castigando al ex Campeón Mundial de Peso Completo con ground n’ pound de la vieja escuela.

Un splash fallido del Rusev le abrió la oportunidad a Ziggler de pararle el relevo al Rey del Swing. Cesaro procedió a limpiar la casa, corriendo alrededor del ring y regalando uppercuts a sus oponentes.

Tras lanzar a su propio compañero de equipo, Neville, hacia Rusev y Sheamus afuera del ring, Cesaro parecía estar a nada de recibir un Martillo de Toro. Afortunadamente, Ziggler interceptó al miembro de la realeza con una súper patada. La maniobra le permitió a Cesaro poner de pie al Universo WWE con un swing, dejando al mareado inglés justo en posición para que Neville conectara la Flecha Roja por la victoria.

Hell in a Cell
Hell in a Cell
Suscríbete Ahora
Hell in a Cell
Hell in a Cell
Suscríbete Ahora

Dolph Ziggler, Cesaro & Neville der. Rusev, Sheamus & Rey Barrett (Lucha de Kickoff)

LOS ÁNGELES – En la grandiosa Lucha de Relevos Australianos que encendió los ánimos en el STAPLES Center, Cesaro, Neville & Dolph Ziggler prevalecieron sobre Rey Barrett, Sheamus & Rusev.

De un lado del cuadrilátero estaba un poderoso trio de luchadores extranjeros. Del otro estaba un grupo de Superestrellas que poseen un nivel de habilidades atléticas de élite y toneladas de potencial. Batallando en un encontronazo infernal en la Ciudad de los Ángeles, fue el segundo grupo el que tuvo la alianza más fuerte. 

Las fueras del Rey del Ring, Guerrero Celta y Súper Atleta dominaron a su competencia en estas últimas semanas, pero no pudieron cumplir con la misión de detener a tres de las Superestrellas más excitantes de WWE en el kickoff de este domingo.

Ziggler, Cesaro & Neville no perdieron el tiempo para sorprender al Universo WWE, cuando El Hombre que la Gravedad Olvidó y El Superman Suizo aplastaron a su oponente irlandés. Sin embargo, cada vez que el impulso se ponía a favor del atlético trio, El Rey, El Bruto Búlgaro y el Sr. Money in the Bank usaban fuerza bruta para nivelar el terreno.  

El ritmo del encuentro disminuyó, favoreciendo a los más poderosos. Los fajadores pusieron la mirada en El Presumido, castigando al ex Campeón Mundial de Peso Completo con ground n’ pound de la vieja escuela.

Un splash fallido del Rusev le abrió la oportunidad a Ziggler de pararle el relevo al Rey del Swing. Cesaro procedió a limpiar la casa, corriendo alrededor del ring y regalando uppercuts a sus oponentes.

Tras lanzar a su propio compañero de equipo, Neville, hacia Rusev y Sheamus afuera del ring, Cesaro parecía estar a nada de recibir un Martillo de Toro. Afortunadamente, Ziggler interceptó al miembro de la realeza con una súper patada. La maniobra le permitió a Cesaro poner de pie al Universo WWE con un swing, dejando al mareado inglés justo en posición para que Neville conectara la Flecha Roja por la victoria.