Campeón Intercontinental Dolph Ziggler def. Cesaro en lucha de 2 de 3 caídas

DALLAS — Dolph Ziggler quizá no fue el más alto ni musculoso de la noche, pero con su prestigioso título Intercontinental en juego en una lucha de 2 de 3 caídas con Cesaro, él se negó a ser superado. El presumido barrió a Cesaro, clamando dos caídas consecutivas en una gran lucha que cimentó la reputación del Campeonato Intercontinental como la mejor presea entre la Superestellas de WWE.

Yendo hacia el encuentro, la rivalidad Ziggler-Cesaro se definió por su volatilidad, con ambos obteniendo victorias esta misma semana. Dada su familiaridad uno con el otro, los gladiadores no perdieron ni un segundo saliendo de la rampa de Hell in a Cell, trabajando con llaveo y contra-llaveo en una lucha técnica considerada como “lucha a la antigua.”

Con una cabeza recién afeitada que demuestra su nuevo lado más agresivo, desplegó su gran fuerza, metiendo a Ziggler en su swing. No obstante, el Presumido fue más veloz, contrarrestando el intento del Rey del Swing se inmovilizarlo y ganando la primera caída. 

Sorprendido e irado, Cesaro no esperó a que la segunda caída comenzase, lanzando un cruel pisotón doble en el campeón. Una vez que el segundo episodio comenzó oficialmente, El Superman Suizo aplicó un uppercut europeo a Ziggler con malicia metódica. Aunque su dominio en el ring se vio cortado por un rompe brazos bien aplicado que visiblemente le lastimó el bíceps, el retador logró varios slams, un powerbomb y un suplex que fue acompañado por cantos de “¡Esto es asombroso!” del American Airlines Center.

Cesaro de nuevo demostró exactamente por qué Ziggler lo llamó la Superestrella más fuerte, libra por libra, lanzando al Presumido en el aire y cachándolo con un uppercut que lo derribó en la lona.

A pesar de una ofensiva de alto impacto, Cesaro, que estuvo usando principalmente su brazo izquierdo, fue incapaz de inmovilizar a Ziggler. Después de varias reversiones, Ziggler conectó otro rompe brazos, súper patadas y un Zigzag en rápida sucesión para ganar otro conteo de tres y disipar la crítica de Cesaro de que el campeón era puro verbo y nada de acción.

Hell in a Cell
Hell in a Cell
Suscríbete a WWE Network

Superestrellas incluidas

Hell in a Cell
Hell in a Cell
Suscríbete a WWE Network

Superestrellas incluidas

Campeón Intercontinental Dolph Ziggler def. Cesaro en lucha de 2 de 3 caídas

DALLAS — Dolph Ziggler quizá no fue el más alto ni musculoso de la noche, pero con su prestigioso título Intercontinental en juego en una lucha de 2 de 3 caídas con Cesaro, él se negó a ser superado. El presumido barrió a Cesaro, clamando dos caídas consecutivas en una gran lucha que cimentó la reputación del Campeonato Intercontinental como la mejor presea entre la Superestellas de WWE.

Yendo hacia el encuentro, la rivalidad Ziggler-Cesaro se definió por su volatilidad, con ambos obteniendo victorias esta misma semana. Dada su familiaridad uno con el otro, los gladiadores no perdieron ni un segundo saliendo de la rampa de Hell in a Cell, trabajando con llaveo y contra-llaveo en una lucha técnica considerada como “lucha a la antigua.”

Con una cabeza recién afeitada que demuestra su nuevo lado más agresivo, desplegó su gran fuerza, metiendo a Ziggler en su swing. No obstante, el Presumido fue más veloz, contrarrestando el intento del Rey del Swing se inmovilizarlo y ganando la primera caída. 

Sorprendido e irado, Cesaro no esperó a que la segunda caída comenzase, lanzando un cruel pisotón doble en el campeón. Una vez que el segundo episodio comenzó oficialmente, El Superman Suizo aplicó un uppercut europeo a Ziggler con malicia metódica. Aunque su dominio en el ring se vio cortado por un rompe brazos bien aplicado que visiblemente le lastimó el bíceps, el retador logró varios slams, un powerbomb y un suplex que fue acompañado por cantos de “¡Esto es asombroso!” del American Airlines Center.

Cesaro de nuevo demostró exactamente por qué Ziggler lo llamó la Superestrella más fuerte, libra por libra, lanzando al Presumido en el aire y cachándolo con un uppercut que lo derribó en la lona.

A pesar de una ofensiva de alto impacto, Cesaro, que estuvo usando principalmente su brazo izquierdo, fue incapaz de inmovilizar a Ziggler. Después de varias reversiones, Ziggler conectó otro rompe brazos, súper patadas y un Zigzag en rápida sucesión para ganar otro conteo de tres y disipar la crítica de Cesaro de que el campeón era puro verbo y nada de acción.