PITTSBURGH — Roman Reigns cree que es el mandamás de Raw. Pero gracias a la victoria de Bobby Lashley en este combate, esa aseveración podría resultar ser falsa.

Bobby Lashley y Roman Reigns se dan con artillería pesada: WWE Extreme Rules 2018

Tras su riña salvaje en Monday Night Raw, Roman Reigns y Bobby Lashley se hacen pedazos en WWE Extreme Rules.

Los dos pesos completos comenzaron el combate haciendo gala de su poder y velocidad. Roman tomó la ventaja desde el inicio, obligando a Lashley a luchar desde abajo. Enfocándose en las costillas de su rival, el ex Campeón ECW poco a poco fue decantando la balanza. Una vez que las cosas estaban en equilibro, El Dominador despedazó metódicamente a Reigns con maniobras como hachazos y lazos.

Cuando el combate comenzó a añejarse, quedó claro que el ganador sería quien pudiese conectar la Lanza primero. Reigns parecía tener la ventaja tras administrarle un Golpe de Superman a su rival, pero cometió el error de detenerse demasiado tiempo para contemplar su trabajo, dándole oportunidad a Bobby de recuperarse e interferir en la trayectoria del Perro Mayor para aplicar su propia Lanza por el 1-2-3.

Roman podrá seguir diciendo que es el Campeón Universal sin corona, pero tras perder el dominio de su patio, parece que su afirmación tiene mucho menos peso ahora.

PITTSBURGH — Roman Reigns cree que es el mandamás de Raw. Pero gracias a la victoria de Bobby Lashley en este combate, esa aseveración podría resultar ser falsa.

Bobby Lashley y Roman Reigns se dan con artillería pesada: WWE Extreme Rules 2018

Tras su riña salvaje en Monday Night Raw, Roman Reigns y Bobby Lashley se hacen pedazos en WWE Extreme Rules.

Los dos pesos completos comenzaron el combate haciendo gala de su poder y velocidad. Roman tomó la ventaja desde el inicio, obligando a Lashley a luchar desde abajo. Enfocándose en las costillas de su rival, el ex Campeón ECW poco a poco fue decantando la balanza. Una vez que las cosas estaban en equilibro, El Dominador despedazó metódicamente a Reigns con maniobras como hachazos y lazos.

Cuando el combate comenzó a añejarse, quedó claro que el ganador sería quien pudiese conectar la Lanza primero. Reigns parecía tener la ventaja tras administrarle un Golpe de Superman a su rival, pero cometió el error de detenerse demasiado tiempo para contemplar su trabajo, dándole oportunidad a Bobby de recuperarse e interferir en la trayectoria del Perro Mayor para aplicar su propia Lanza por el 1-2-3.

Roman podrá seguir diciendo que es el Campeón Universal sin corona, pero tras perder el dominio de su patio, parece que su afirmación tiene mucho menos peso ahora.