NEWARK, N.J. – El Bruto Búlgaro pasó por encima del volador mexicano en Extreme Rules, aunque su camino a la victoria fue abierto hace seis días, cuando le aplicó un dolorosísimo Accolade al enmascarado en Raw que casi el parte la columna. Ese acto dejó a Kalisto sin competir en SmackDown, justo dos días antes de Extreme Rules. La lesión y sus secuelas todavía eran evidentes en el Prudential Center, cuando El Súper Atleta le dio un poderoso abrazo de oso a su oponente, atacando su espalda baja. Sin embargo, El Rey del Aire se negó a caer sin dar pelea.

En diferentes puntos del combate, Kalisto puso a su masivo contrincante en una dormilona y lo lanzó de cabeza hacia los escalones de acero con una huracarana. Sin embargo, el titánico europeo no fue detenido con eso. Después de que el campeón probó la dureza de la borda del ring, el réferi llamó al personal médico para revisar su condición. El retazo enfureció a Rusev, quien no quiso escuchar las instrucciones del oficial y metió a Kalisto en el Accolade, obligándolo a rendirse.

Para Rusev, esta victoria marcó el inicio de su segundo reinado como Campeón Estadounidense. El primero terminó en marzo de 2015 tras 146 días. Con la presencia de su prometida, Lana, para alimentar su ego, es difícil imaginar que alguien pueda detener su arrogancia – y su temporada con el título de las barras y las estrellas.

NEWARK, N.J. – El Bruto Búlgaro pasó por encima del volador mexicano en Extreme Rules, aunque su camino a la victoria fue abierto hace seis días, cuando le aplicó un dolorosísimo Accolade al enmascarado en Raw que casi el parte la columna. Ese acto dejó a Kalisto sin competir en SmackDown, justo dos días antes de Extreme Rules. La lesión y sus secuelas todavía eran evidentes en el Prudential Center, cuando El Súper Atleta le dio un poderoso abrazo de oso a su oponente, atacando su espalda baja. Sin embargo, El Rey del Aire se negó a caer sin dar pelea.

En diferentes puntos del combate, Kalisto puso a su masivo contrincante en una dormilona y lo lanzó de cabeza hacia los escalones de acero con una huracarana. Sin embargo, el titánico europeo no fue detenido con eso. Después de que el campeón probó la dureza de la borda del ring, el réferi llamó al personal médico para revisar su condición. El retazo enfureció a Rusev, quien no quiso escuchar las instrucciones del oficial y metió a Kalisto en el Accolade, obligándolo a rendirse.

Para Rusev, esta victoria marcó el inicio de su segundo reinado como Campeón Estadounidense. El primero terminó en marzo de 2015 tras 146 días. Con la presencia de su prometida, Lana, para alimentar su ego, es difícil imaginar que alguien pueda detener su arrogancia – y su temporada con el título de las barras y las estrellas.