Top 25 malas acciones

En Raw, CM Punk cometió su mayor transgresión hasta el momento, atacando brutalmente a The Undertaker y arrojando los desechos de Paul Bearer encima. Revive alguno de los otros momentos viles de WWE, incluyendo ataques, traiciones, graves errores y ¡algunos de los crímenes más atroces perpetrados en la WWE!

27

Pecados del cuadrilátero

Hay momentos de gloria que el Universo WWE siempre recordará: a Hogan dándole una paliza a André; cuando Eddie ganó el Campeonato de la WWE. Y hay momentos que no se pueden olvidar... las puñaladas por la espalda, las traiciones desgarradoras y los violentos ataques que nos recuerdan lo peligrosa que puede ser verdaderamente una carrera en la WWE. En esta lista de 25 principales, WWE.com recuerda con ira las cosas más siniestras que sucedieron dentro y fuera del cuadrilátero. Ingrese bajo su propia responsabilidad. 

26

Chris Jericho interrumpe la televisión

Como niño que creció en la gélida extensión norte de Winnipeg, Manitoba, Canadá, Chris Jericho idolatraba a Shawn Michaels. La fama, el atractivo físico, el talento... Jericho quería todo. Entonces, ¿qué lo llevó a romperle la cara en vivo a su héroe contra la pantalla de televisión “Jeritron 5000” en Raw en septiembre de 2008? Si le creen a la malvada superestrella, fue en represalia, un acto justificado en respuesta a la simulación de una lesión por parte de HBK para derrotar a Batista un mes antes. En realidad, fue envidia. A pesar de los años de éxito en el cuadrilátero, Jericho sabía que nunca podría alcanzar la grandeza de su ídolo y para corregir estas deficiencias aplastaría a Michaels. Y2J nunca destruyó a la leyenda, pero estuvo cerca. Esa noche, HBK sufrió una lesión en el ojo tan grave que casi se vio forzado a retirarse.

25

El equipo Lay-Cool inicia una guerra verbal

Cuando Michelle McCool y Layla dijeron que le iban a hacer la vida imposible a Mickie James en SmackDown a fines de 2009, no estaban bromeando. Después de cortar la ropa que usa en el cuadrilátero con unas tijeras y atacarla en el vestuario, el equipo Lay-Cool cometió su peor falta en SmackDown en noviembre de 2009, cuando hizo un video que dejaría una cicatriz permanente en la bella sureña. Las malvadas muchachas crearon su propia versión de la canción infantil “El viejo MacDonald”, en la que superpusieron la cara de Mickie en un cerdo y le pusieron “Peggie James” (cerdita James). ¿Palos y piedras? Las palabras hirientes del equipo Lay-Cool le hicieron más daño a James del que jamás pudo hacerle un sable de bambú. La ex campeona de Divas podría haberse defendido, pero la intimidación de Michelle y Layla la afectó tanto que se fue de la WWE a los pocos meses.

24

El Sr. McMahon elige su veneno

Al igual que un verdadero villano, Mr. McMahon haría cualquier cosa por venganza, incluido lastimar a las cosas que más le gustaban (se explica más adelante). Un buen ejemplo es cuando envenenó a la WWE con el New World Order en 2002 a fin de destruir la compañía que él había creado. Como un niño caprichoso que rompería un juguete antes que compartirlo, The Chairman estaba tan indignado por tener que dividir el control de la WWE con Ric Flair que trajo a Hulk Hogan, Kevin Nash y Scott Hall para destruir la promoción, como habían hecho con World Championship Wrestling a mediados de los noventa. Finalmente, el plan falló (los miembros del trío no eran los mismos sementales que solían ser), pero la locura de McMahon nunca fue tan evidente.

23

Big Boss Man sirve la comida de los perros

 

The Big Boss Man prepara almuerzo para Al Snow: SmackDown, Septiembre 2, 1999

The Big Boss Man prepara una comida de pesadilla.

Para encontrar un malo tan siniestro como Big Boss Man, habría que hojear las páginas de una revista de historietas. Y no cualquier revista de historietas, sino esas raras de la década de los cincuenta que el gobierno prohibió. ¿Creen que exageramos? Entonces, deben haber olvidado la vez que, en verano de 1999, el agente del orden de Cobb County, Georgia, secuestró al querido perro de Al Snow, Pepper, lo mató, lo cocinó y se lo dio de comer. Sí, eso sucedió realmente. Parte de la culpa aquí la tiene Snow por comer el plato, pero no se puede perdonar a Boss Man por convertir SmackDown en “Cuentos de la cripta”.

22

JBL cruza el límite

Hay malos a los que a la WWE Universe le encanta odiar y malos a los que simplemente odia. JBL pertenece a la última categoría. El sonriente tejano, un matón sarcástico sin remordimientos que le dio una paliza a Hornswoggle y una vez chocó con un automóvil a John Cena, nunca fue tan despreciable como en 2004. Encerrado en una rivalidad encarnizada con el legendario Eddie Guerrero, JBL puso su mirada en los orígenes de su rival y persiguió a inmigrantes mexicanos hasta el punto en que realmente fue hasta la frontera de Texas para ahuyentar a una familia que cruzaba a los Estados Unidos

21

André hace una declaración gigantesca

¿Cómo sería recordado hoy Andre el Gigante si no se hubiera puesto del lado de Bobby “The Brain” Heenan contra Hulk Hogan en 1987? ¿El adorable bruto de La princesa prometida? Probablemente. ¿El único gigante verdadero del entretenimiento deportivo? Probablemente no. Si The Eighth Wonder of the World no les hubiese dado la espalda a sus amigos y admiradores para conseguir el Campeonato de la WWE, no habría habido WrestleMania III ni 93.173 admiradores apretujados en Pontiac Silverdome ni ningún título de la WWE un año más tarde. La traición del Gigante hacia el Universo WWE pudo haber sido reprensible, pero es lo que convirtió a André en leyenda.

20

King Kong Bundy causa un gran problema

Con una altura de 6.4 pies y un peso de 450 libras, a King Kingo Bundy se le hacía difícil elegir a alguien de su tamaño. ¿A qué le iba a dar empujones? ¿A un Buick? Pero el hombre al que Gorilla Monsoon apodó “un condominio ambulante” demostró que era tan cobarde como grande cuando le tendió una emboscada al famoso luchador enano Little Beaver en WrestleMania III. Dejando caer todo su contorno en el hombre de 60 libras, esa noche Bundy casi terminó con la vida de Beaver y consolidó su reputación como el patán más grande de la WWE. 

19

El drama familiar de Hart

El simbolismo se transformó en un hecho en Survivor Series 1994, cuando Bret Hart defendió el título de la WWE contra Bob Backlund en un combate de sumisión en el que ganar requirió que un representante al lado del cuadrilátero tirara la toalla. Contaminando la competencia, se encontraba el iracundo hermano de The Hit Man, Owen, que manipuló a su propia madre y le costó a su hermano mayor no solo el campeonato, sino que además resultó lesionado en manos del enloquecido contrincante. Backlund aplicó un crossface chicken wing durante minutos que parecieron horas mientras Owen simulaba derramar lágrimas y exteriorizaba una preocupación fingida que obligó a Helen Hart a tirar la toalla de Bret. Al instante, el hijo Hart más joven festejó, atrapando el trapo en señal de derrota de su hermano que Owen cargó con orgullo poco después, como un campeonato que merecía su engaño más infame.

18

The Million Dollar Man comete una falta técnica

 

The Million Dollar Man & Virgil ruin a little kid's day: Prime Time Wrestling, October 29, 1987

The Million Dollar Man & Virgil find a way to cheat an innocent child out of $500.

En su peor condición, The Million Dollar Man podía ser tan malvado como los personajes de historietas Tío Rico o el Sr. Burns deLos Simpson. Hasta tal punto que es casi sorprendente que no haya imágenes de la rica superestrella quitándole un caramelo a un bebé. La multitud se dio cuenta de que había gato encerrado apenas se hizo el trato, pero el niño igualmente lo llevó a cabo e hizo rebotar la pelota 14 veces antes de que The Million Dollar Man alargara su bota y pateara la pelota. Sin arrepentirse, el miembro del Salón de la fama de la WWE le dijo estas palabras al frustrado niño: “Si no haces bien el trabajo, no se te paga”.

17

Atropellan a Stone Cold Steve Austin

El tiempo de Stone Cold Steve Austin en la cima de la WWE desde 1997 hasta 1999 fue la mejor carrera en la historia del entretenimiento deportivo. Llegó a su fin en Survivor Series 1999. Solo unas horas antes de que The Texas Rattlesnake tuviera programado luchar contra Triple H y The Rock en una lucha de triple amenaza, fue atropellado por un automóvil en el interior del estadio Joe Louis Arena de Detroit. El estremecedor incidente perdió impacto cuando se aclaró el misterio: primero, culpaban a Rikishi, que aseguraba que lo había hecho por The Rock, y más adelante, se reveló que Triple H había sido el cerebro detrás de todo; pero los nueve meses que Austin pasó incapacitado cambiaron para siempre a la WWE.

16

J.R. a la parrilla

 

Desde ser tratado brutalmente por un Mankind de 350 libras hasta la vez que Jack Swagger casi le arranca el tobillo, Jim Ross ha sobrevivido más que unos cuantos ataques en su larga carrera en el entretenimiento deportivo. Pero el enfrentamiento más horroroso del viejo J.R. con una superestrella sucedió en 2003, cuando el gigantesco Kane le prendió fuego. Más mentalmente inestable que nunca después de ser obligado a quitarse la máscara, The Big Red Monster se volvió loco en la mitad de una entrevista con J.R. y comenzó a gritar: “¡Tienes que sentir mi dolor!”. Luego, el maniático tiró a Ross al piso, lo cubrió de gasolina y le arrojó un cerillo encendido en la espalda. El terror subsiguiente del miembro del Salón de la fama de la WWE mientras ardía en llamas fue tan perturbador que se ha visto pocas veces después.

15

La injusticia de la tumba de Big Show

Sí, Big Boss Man realmente hizo algo peor que matar el perro de un hombre y dárselo de comer. En un momento que debería haber hecho que la maníaca superestrella mereciera una atención psiquiátrica más seria, Boss Man se coló en el funeral del padre de Big Boss, que había muerto hacía poco, e hizo lo inimaginable. Conduciendo de forma inexplicable el mismo automóvil de la película “Los hermanos Caradura”, el agente del orden interrumpió el panegírico del gigante para su padre, lo atropelló con un automóvil, después enganchó un camión al ataúd y se marchó con él. Horrorizado por lo que estaba pasando, el Atleta más Grande del Mundo instintivamente saltó encima del ataúd y fue arrastrado por el cementerio antes de caerse. No se supo con certeza lo que hizo Boss Man con el cuerpo después, pero todos en la WWE Universe se preguntaban: “¿Qué diablos le pasa a ese tipo?”.

14

The Nexus hace un trato en Raw

El 7 de junio de 2010 pudo haber sido Viewer’s Choice Night en Raw, pero el destino del espectáculo cayó en manos de la despiadada banda de los ex Rookies de NXT, conocida como The Nexus. Liderados por Wade Barrett, los rufianes aparecieron al final de la noche, irrumpieron en el cuadrilátero y diezmaron al campeón de la WWE, John Cena. No contentos con desmantelar The Clamp, The Nexus asoló a todos y todo lo que se encontraba en su camino, incluido el cuadrilátero mismo. El ataque fue un indicio escalofriante lo que nos esperaba las noches de lunes, ya que la facción aterrorizaría a Raw durante meses.

13

El mal día de Zach Gowen

La gente quería que Brock Lesnar le gustara. Era grande, carismático y casi nunca perdía. Pero por algún motivo, a The Next Big Thing no le interesaba la adulación. En 2003, lo dejó muy claro cuando agarró a Zach Gowen, un joven admirador de la WWE que había quedado confinado a una silla de ruedas tras haber perdido la pierna cuando era niño a causa del cáncer, y lo arrojó por un tramo de escaleras de hormigón. Y como si eso no fuera suficientemente atroz, Lesnar reía mientras lo hacía. El acto fue tan monstruoso que hasta el imperturbable Sr. McMahon que parecía trastornado por eso. 

12

The Million Dollar Man demuestra que está forrado de billetes

Dicen que el dinero no puede comprar la felicidad, pero puede conseguir muchas otras cosas. Pregúntenle a The Million Dollar Man. En su tiempo como el villano más despreciado de la WWE, el rufián multimillonario compró autos de lujo, pieles sofisticadas... ¡hasta compró personas! Pero la transacción más innoble de la acaudalada superestrella fue en invierno de 1988, cuando pagó dinero en efectivo por el Campeonato de la WWE. The Million Dollar Man hizo a un trato con Andre the Giant y orquestó un plan tan complejo para quitarle el codiciado título a Hulk Hogan que hasta le pagó a un hombre para que se hiciera cirugía estética a fin de parecerse al árbitro Earl Hebner. Sin embargo, el que las hace no siempre las paga. El engaño rápidamente se reveló y The Million Dollar Man nunca quedó registrado como campeón.

11

Mankind se va al infierno y vuelve

La horrorosa visión de The Undertaker lanzando a Mankind desde la parte superior de la estructura de 16 pies de Hell in a Cell en el Rey del Cuadrilátero de 1998 puede haber sido el momento decisivo de la Attitude Era de la WWE. Fue brutal, pero lo cierto es que lo que vino después fue aún más devastador. Después de que los paramédicos intentaran llevarse a Mankind del cuadrilátero, el loco se soltó de sus garras y volvió a subirse a la parte superior de la jaula, con un hombro roto y todo. The Deadman, sin mostrar clemencia por su maltratado oponente, inmediatamente lo agarró del cuello y le aplicó un chokeslam que lo hizo llegar hasta el techo de la estructura. El impacto fue tan terrible que noqueó a Mankind y le envió el diente a través del labio, hasta el orificio de la nariz. 

10

Earthquake destroza a Damien

Gene “Mean” Okerlund lo llamó uno de los incidentes más atroces que haya visto, y con razón. En 1991, el robusto Earthquake utilizó su enorme complexión de 460 libras para destrozar a la pitón Damien de Jake Roberts en el centro del cuadrilátero. Roberts, a quien el mastodonte canadiense había atado en las cuerdas, no tuvo otra que observar a su serpiente morir aplastada ante sus ojos. Pocas superestrellas eran mejores en el juego psicológico que Jake Roberts, pero ese incidente trastornaría para siempre a The Snake.

9

Stephanie McMahon siente el beso de The Viper

Nombren a una superestrella más despiadada que Randy Orton a principios de 2009. ¿Piper en los ochenta? ¿Triple H en 2000? Se pueden discutir los dos, pero pocos villanos pueden igualar la campaña de terror que hizo The Viper contra The Game y los McMahon a fines de la década. Empeñado en destruir a Triple H antes de su encuentro en el 25.º aniversario de WrestleMania, Orton se centró en la familia del hombre y le dio una patada a su suegro en la cabeza antes de aplicarle un DDT a la esposa frente a sus ojos y luego besarla. The Viper no ha sido tan despiadado desde entonces, pero todos sus oponentes saben de lo que es capaz.

8

CM Punk se cuela en la fiesta

Este fue el momento más depravado de CM Punk. Despeinado, desquiciado y flanqueado por los zombis de ojos sin vida en su Straight Edge Society, la desalmada superestrella se coló en una celebración de la hija de Rey Mysterio en SmackDown, en 2010. Sabiendo que Mysterio no tendría otra opción que quedarse al lado de su esposa y sus hijos, Punk se tomó su tiempo mientras se escabullía por el cuadrilátero cantando una inquietante interpretación del “Feliz cumpleaños”. Aquí no hubo agresión física, pero no fue necesario que la hubiera. Punk avergonzó a Rey frente a su familia, una humillación más dolorosa que cualquier paliza a puño limpio.

7

Destrozan a Jimmy Snuka con un coco

En los casi 30 años que pasaron desde que Roddy “Rowdy” Piper le partiera un coco en la cabeza a Jimmy Snuka en “Piper’s Pit”, el acto aberrante se convirtió en material de parodia. Hot Rod lo recreó en el cabello con puntas de Zack Ryder en WrestleMania XVII. Pero no dejen que las parodias los engañen. Cuando Piper derrotó a Snuka en 1983, fue terriblemente desagradable. Tratando como un animal a una de las superestrellas más queridas de la WWE, The Rowdy One noqueó a su rival con “un disparo de coco que se escuchó en todo el mundo” antes de meterle un puñado de plátanos en la boca. Esta compulsión maníaca horrorizaría a la WWE Universe, pero le dio a Piper la distinción como una de las leyendas más impredecibles de la WWE.

6

Matt Hardy es víctima del amor

La WWE ha sido comparada con una telenovela por años, pero esa comparación nunca fue tan acertada como cuando un triángulo amoroso de la vida real se extendió del vestuario al cuadrilátero en 2005. La relación de Matt Hardy & Lita, que una vez fuera la pareja más popular de la WWE, llegó a un escandaloso final cuando el ex campeón de Lucha en Pareja de la WWE descubrió que su novia lo había estado engañando con su antiguo rival, Edge. Obviamente destrozado, Hardy entró en guerra con The Rated-R Superstar, pero la furia del amante abandonado poco importó. Lita y Edge no se disculparon por su adulterio y se encargaron de destrozar la vida y la carrera de Matt. 

5

The Undertaker se roba a la novia

Con ansias de poder en primavera de 1999, The Undertaker y su Ministry of Darkness descendieron sobre la WWE como una niebla densa que cubre un cementerio y pocos se sintieron tan aterrados por las malas intenciones de The Phenom como la hija de Mr. McMahon, Stephanie. Siguiendo un “poder superior”, The Deadman y sus subordinados acecharon a la hija de The Chairman durante semanas antes de secuestrarla, amarrarla a un símbolo de mal agüero de The Undertaker y obligarla a participar en una retorcida ceremonia nupcial en Raw. A pesar de la relación combativa con su padre, Steve “Stone Cold” Austin finalmente rescató a Stephanie de un destino cruel como novia de The Undertaker, pero la pequeña hija de Mr. McMahon nunca fue la misma.

4

Shawn Michaels elimina a Marty Jannety

 

¿Por qué la disolución de The Rockers ha sido la ruptura más icónica en la historia de la lucha en pareja? ¿Fue la manera en que Shawn Michaels atravesó con la cabeza de Marty Jannety el ventanal del set del programa de entrevistas “Barber Shop” de Brutus Beefcake? ¿Fue la manera en que la bota de vaquero de HBK golpeó a la perfección el mentón de su compañero? No. En realidad, fue que Shawn Michaels llegó a convertirse supuestamente en la mayor superestrella en competir en la WWE, mientras que su viejo amigo quedó atrás y se convirtió en un chiste. Digan lo que quieran sobre la supervivencia del más fuerte, pero no hay nada más funesto que esto.

3

Jake Roberts le clava los dientes a Randy Savage

Además de esa lucha en Esmoquin que terminó con Howard Finkel en ropa interior, no hay muchas imágenes en los archivos de la WWE que sean más inquietantes que esto. En Fort Wayne, Indiana, en octubre de 1991, Jake “The Snake” Roberts atacó a un Randy Savage indefenso con una peligrosa cobra, lo cual obligó a la serpiente a clavar sus colmillos en el brazo del rival. Cruda y visceral, la carnicería perturbaría a cualquier espectador, pero observen a Roberts. Mientras surge la confusión, los técnicos de emergencias médicas se meten de prisa en el cuadrilátero y los niños en el público rompen a llorar, Jake se mantiene tranquilo y abofetea a Savage como un depredador jugando con su presa. Las bofetadas no tienen la intención de lastimar a Macho Man, solo recordarle que Roberts lo tiene justo donde lo quiere. Verdaderamente de sangre fría.

2

El Sr. McMahon fastidia a Bret

Catorce años más tarde y aún seguimos disgustados por los eventos que concluyeron la Survivor Series de 1997. ¿Por qué? Porque, al final, ganó el malo. Después de arrebatarle a Bret Hart el título de la WWE en el país natal del campeón, Mr. McMahon no sufrió. En su lugar, hizo de su nueva mala reputación literalmente un éxito de mil millones de dólares. Hart, por su parte, pasó por WCW, donde fue un crimen el abuso que hicieron de él antes de que una conmoción cerebral le pusiera un fin prematuro a su legendaria carrera. En los años transcurridos desde entonces, “Hit Man” asumió lo que sucedió esa noche, incluso tuvo la posibilidad de golpear a The Chairman en WrestleMania XXVI, pero nada cambia el hecho de que él fue la víctima en el momento más bajo en la historia del entretenimiento deportivo.

1

¿Concuerdas?

¿Piensas que esta lista es tan buena que deberían prohibirla? ¿O deberían meternos a la cárcel por olvidar algo? déjanos sabe tu opinión por Twitter o Facebook. 

Shows de WWE Últimos Resultados

Ver todos los shows