Las 15 familias más grandiosas de la historia de la WWE

Las 15 familias más grandiosas de la historia de la WWE

Seguramente, el entretenimiento deportivo no es lo primero que viene a la mente cuando se piensa en un “negocio familiar”. Sin embargo, la realidad nos cuenta que los luchadores han transmitido a sus hijos los secretos de las llaves de muñeca y los lanzamientos de martillo desde la década de los treinta cuando una banda de terroríficos miembros de familia conocidos como The Dirty Duseks sembraron el pánico en toda Nebraska. Desde entonces, los hijos e hijas de los grandes de los deportes de entretenimiento han heredado una pasión por el cuadrilátero, de la misma forma que la mayoría de nosotros hereda la miopía o la calvicie masculina.

Mira a padres e hijos luchando lado a lado

Teniendo en cuenta el talento de la segunda y tercera generación, WWE Classics se dispone a clasificar a las 15 familias más grandiosas de la historia de la WWE, porque cuando se trata de deportes de entretenimiento, la familia es muy importante.

15

Los DiBiase

Antes de convertirse en el Hombre del millón de dólares, Ted DiBiase era más conocido por ser el hijo de “Iron” Mike DiBiase, un luchador rudo que una vez combatió con Dory Funk, Sr., durante casi dos horas y le dio pelea a la leyenda del boxeo, Archie Moore, en un extraño encuentro de boxeador contra luchador. Cuando la superestrella de segunda generación ingresó en el cuadrilátero, hizo que su difunto padre se sintiese orgulloso porque se convirtió en un luchador clave en el surgimiento de la WWE y su preponderancia internacional a fines de la década de los ochenta y principios de la década de los noventa. El Hombre del millón de dólares, que ahora es miembro del Salón de la fama de la WWE, recibió una oportunidad que “Hierro” Mike nunca tuvo: la posibilidad de ver a su propio hijo en el cuadrilátero ya que su “Afortunado hijo” Ted continuó con el legado de los DiBiase en la WWE. — RYAN MURPHY

14

Los Colón

En la cultura del combate extremadamente popular de Puerto Rico, hay una sola familia que se destaca: los Colon. El patriarca, Carlos Colon, es venerado y considerado un ícono en su tierra natal. Dependió siempre del apoyo proporcionado por sus compañeros y compatriotas que le servía de guía hacia la victoria sobre sus rivales, como Bruiser Brody y Abdullah the Butcher, en contiendas brutales durante su larga carrera.

Carlito y Primo siguieron los pasos de su padre. Después de competir en Puerto Rico, llevaron sus respectivos talentos a la esfera de la WWE y allí se apoderaron de los títulos de lucha en pareja. Además, esta familia se vanagloria de un joven y talentoso miembro cuyo tío es Carlos Colon. Conocido como Epico, este luchador logró estampar su marca como parte de un dúo con el miembro de su familia, Primo. — HOWARD FINKEL

13

Los Poffo

Esta familia de luchadores no necesita presentación: los Poffo pusieron a Downers Grove, Ill., en el mapa. Durante más de cuatro décadas, el patriarca Angelo Poffo entretuvo a las audiencias con su estilo de villano dentro del cuadrilátero. Y sus dos hijos siguieron su ejemplo después de que los picara el bichito que picó a su papá. Lanny, el hijo menor, emocionó a multitudes durante más de dos décadas bajo el nombre de “Leaping” Lanny y su personaje más reconocido, The Genius.

Luego tenemos a Randy Poffo, que comenzó a competir en 1973. Después de que fracasó su carrera en el mundo del básquetbol, el atleta natural fabricó un personaje carismático conocido como Randy “Macho Man” Savage, y lo utilizó hábilmente hasta llegar a ser uno de los luchadores más exitosos de la historia del combate. Macho Man lideró el juego en los cuadriláteros de la WWE desde 1985 hasta 1994, y en la WCW hasta 2000. Fue dos veces Campeón de la WWE y cuatro veces Campeón de WCW. — H.F.

12

Los Windham

Desde el grandioso estado de Texas llegó una familia que nunca tiró los guantes en una batalla. Su patriarca es Bob Windham, un temible luchador procedente de la ciudad de Eagle Pass que compitió bajo el nombre de Blackjack Mulligan. Mulligan fue un luchador fuerte y duro que alcanzó un gran éxito durante una carrera que se extendió desde fines de la década de los sesenta hasta mediados de la década de los ochenta, y que finalmente le valió el ingreso al Salón de la fama de la WWE en 2006.

Barry Windham, quien es miembro del Salón de la fama de la WWE al igual que su padre, tenía múltiples talentos. Podía dar pelea, podía librar un combate técnico y se adaptaba al estilo de su oponente en solo un segundo. Barry también era miembro de The Four Horsemen y alguna vez fue Campeón Mundial de la NWA. Su hermano menor, Kendall, también compitió en el cuadrilátero desde mediados de la década de los ochenta hasta la década de los noventa. — H.F.

11

Los Vachon

Los Vachon eran una familia de luchadores con la que nadie quería meterse. La familia estaba liderada por los hermanos “Mad Dog” Maurice y "Butcher" Paul, ambos con un temperamento imprevisible que era ampliamente conocido en la industria. Durante cuatro décadas, los hermanos Vachon causaron tremendos alborotos donde quiera que fuesen. Maurice ingresó en el Salón de la fama de la WWE en 2010.

Además, había dos personajes femeninos en la familia Vachon. Vivian Vachon era hermana de Maurice y Paul, y fue una exitosa competidora principalmente en la década de los setenta. Y, ciertamente, no debemos olvidarnos de la hija de Paul, Luna, cuya apariencia inolvidable y volatilidad la convirtieron en una de las mujeres más victoriosas de los cuadriláteros de la WWE durante los años noventa. — H.F.

10

Los Hennig

Curt Hennig, Larry Hennig & The Crusher vs. The Road Warriors & Paul Ellering: Enero 13, 1985

La Familia Hennig se une a The Crusher para enfrentar a los Road Warriors.

No, el verdadero nombre familiar no es Perfecto, pero bien podría serlo. Más conocido entre los fanáticos de la WWE como “Sr. Perfecto” Curt Hennig, el linaje luchador de la familia Hennig comienza con Larry “The Axe” Hennig. The Axe, un matón recio y musculoso que se hizo mayormente famoso en la Asociación Estadounidense de Lucha Libre de Verne Gagne, era tan fuerte que una vez su rodilla se dobló hacia atrás en un combate y se rehusó a ir al hospital.

El hijo de Larry, Curt, era el tipo de talento excéntrico que nació para ser una estrella de los deportes de entretenimiento. Con un talento innato para el cuadrilátero, el hombre de 6.3 pies de altura y 260 libras de peso corporal era un técnico consumado, lo cual lo demostró en peleas clásicas contra Bret “Hit Man” Hart. Actualmente, el legado de la familia Hennig sigue vivo a través de Curtis Axel, una superestrella a quien no le falta seguridad en sí misma y que ha adoptado la rudeza de su abuelo y el refinamiento de su padre para convertirse en uno de los jóvenes talentos más prometedores de la WWE. — R.M.

.

9

Los Brisco

Brisco Brothers vs. Adrian Adonis and Dick Murdoch: World Tag Team Championship Match - December 28, 1984

Pandemonium breaks loose during a match for the World Tag Team Championship between the Brisco Brothers and champions Adrian Adonis and Dick Murdoch at Madison Square Garden on December 28, 1984.

Pregúntele a un fanático de la lucha libre de la vieja escuela acerca de Jack Brisco y le responderá que pocos fueron mejores que él. Brisco, quien fuera un indio de la tribu chickasaw tremendamente atractivo proveniente de Blackwell, Okla., se convirtió en el primer indio estadounidense en ganar un título de lucha libre de NCAA como estudiante de tercer año de la Universidad de Oklahoma. Cuando se dedicó a la lucha libre profesional, el técnico venció a Harley Race para el codiciado título de la NWA y luego formó un equipo para lucha en pareja de renombre con su hermano, Gerald. Mejor conocido para los fanáticos de los deportes del entretenimiento de la actualidad como uno de los personajes de “Attitude Era” de Mr. McMahon, Gerald era un reflejo de su magistral hermano y los dos acapararon los títulos de lucha en pareja en todo el país. — R.M.

.

8

Los Guerrero

Gory Guerrero fue un villano tan despreciable en México en la década de los cincuenta y la década de los sesenta que se acostumbró a que algunos fanáticos de la lucha libre furiosos trataran de apuñalarlo en las calles. Sus hijos tuvieron un poco más de suerte entre los fanáticos. Hector, Mando y Chavo Guerrero, los tres hijos mayores de Gory, conformaban un trío popular en todos los Estados Unidos y México en los años setenta y ochenta. Pero sería el hijo menor, Eddie, quien tendría el mayor impacto.

Una estrella internacional como peso crucero, Guerrero se convirtió en el primer estadounidense de origen mexicano en ganar el título de la WWE cuando venció a Brock Lesnar en el tan codiciado campeonato de 2004. El sobrino de Eddie, Chavo, también alcanzó el éxito en el cuadrilátero, como lo hizo la esposa de Eddie, Vickie, quien era su tímida novia de la niñez y luego se transformó en la figura representativa más injuriada del mundo de los deportes de entretenimiento aparentemente de la noche a la mañana. Gory estaría orgulloso. — R.M.

7

Los Funk

Debe haber algo en el agua de Double Cross Ranch en Amarillo, Texas, hogar de la familia Funk. Dory Funk, Sr. compitió principalmente en el sudoeste de los Estados Unidos antes de que se iniciara una promoción en Amarillo, donde sus hijos, Dory Jr. y Terry, adquirieron experiencia. Cuando los hermanos decidieron aventurarse lejos de las llanuras de Texas y probar suerte en el cuadrilátero, regresaron a casa con reconocimiento internacional.

Dory Funk, Jr. derrotó a Gene Kiniski en el Campeonato Mundial de la NWA en 1963 y defendió su título con éxito durante más de cuatro años. Terry conquistó el mismo campeonato en 1975, y lo conservó durante más de un año. Posteriormente los hermanos formaron un equipo para la WWE e hicieron su aparición en WrestleMania 2.

Terry, a quien sus compañeros consideraban “de mediana edad y loco”, hizo resurgir su carrera a fines de la década de los ochenta. Su combate “I Quit” contra Ric Flair de Clash of the Champions IX es considerado un clásico y su Barbed Wire Match contra Sabu en ECW es algo realmente increíble.

La familia Funk, con sangre, sudor y lágrimas, regresó por última vez en 2009, cuando Terry y Dory Jr. ingresaron en el Salón de la fama de la WWE. — BOBBY MELOK

6

Los Orton

Una de las familias más talentosas, pero también más rudas son los Orton. Los Orton comprenden hasta tres generaciones, pero el linaje comenzó con Bob Orton, Sr., quien cosechó su propia fama durante los años sesenta y setenta. Él fue una de las primeras personas en incorporar el martinete a su arsenal de maniobras. Su hijo, Cowboy Bob Orton, ingresó en la industria a principios de los años setenta y compitió en varias organizaciones de lucha libre hasta que en 1984 logró hacer su entrada en la WWE.

Uno de los mayores logros de Cowboy fue su participación en el evento principal de la primera WrestleMania en 1985. Se ganó su incorporación al Salón de la fama de la WWE en 2005. La tradición de los Orton continúa con Randy Orton. Varias veces Campeón de la WWE y Campeón Mundial de Peso Pesado, el hombre al que se lo conoce como “Apex Predator” se forjó una carrera en la WWE que ha ayudado a que la familia Orton sea una de las más reconocidas de los deportes de entretenimiento. — H.F.

5

Los Von Erichs

El apellido Von Erich tiene algo profundamente estadounidense. Un luchador de Texas llamado Jack Adkisson se apropió de este apellido en los años cincuenta con el fin de enfurecer a las multitudes sensibles después de la Segunda Guerra Mundial. El apellido pronto inspiraría a esos mismos fanáticos cuando representó a los apuestos hijos de Jack.

Las estrellas de los campeonatos mundiales de lucha libre de Fritz que se realizaron en Dallas, Kevin, Kerry, David, Mike y Chris Von Erich, eran muchachos completamente estadounidenses portadores del orgullo tejano. Amados en el Estado de la Estrella Solitaria por su inolvidable rivalidad con los solapados Freebirds, los muchachos Von Erich son famosos hoy en día por el trágico final que cuatro de ellos sufrirían; sin embargo, la gente los recuerda mejor por lo que fueron en vida: salvajes, despreocupados y tejanos de pura cepa. — R.M

4

Los Rhodes

Conocido por ponerse “loco como un mono” en los legendarios enfrentamientos con Ric Flair, Harley Race y “Superstar” Billy Graham, “The American Dream” Dusty Rhodes fue el creador de una dinastía de lucha libre que no dejó traslucir sus humildes comienzos como el hijo de un plomero. En una carrera que comprendió cuatro décadas, el miembro del Salón de la fama de la WWE de 2007 conquistó gloriosos títulos, como el Campeonato Mundial de Peso Pesado de la NWA y el aclamado Campeonato de los Estados Unidos. Sin embargo, más impresionantes que los galardones que Rhodes obtuvo en el cuadrilátero fue su habilidad para conectarse con multitudes de todo el país a pesar de que carecía del físico privilegiado y la belleza estilo estrella de cine que ostentaban muchos de sus contemporáneos.

La carismática superestrella continuó hasta engendrar dos hijos que llevarían encima el legado ganador de su padre: el extraño y misterioso Goldust y el talentoso Cody Rhodes. Los mediohermanos siguieron adelante hasta toparse con el éxito en la división de luchas en pareja de la WWE y, entre los dos, han ganado cinco Campeonatos intercontinentales. De hecho, el reinado del primer Título intercontinental de Cody duró más de 200 días, uno de los más largos de la historia. — JAMES WORTMAN

3

Los Anoaʻi / Maivia

En las islas de Samoa, todos son “uso”, por lo que deberán disculparnos si se cruzan algunas líneas de sangre en el linaje de las familias de la lucha libre Anoa’i y Maivia. Comenzando con el miembro del Salón de la fama de la WWE "Gran Jefef" Peter Maivia y su esposa, Lia, el árbol familiar incluye a superestrellas del cuadrilátero como “Soulman” Rocky Johnson y Roman Reigns, además de las leyendas de las luchas en pareja de la WWE, The Wild Samoans y los Uso.

Pero de todos los campeones mundiales de la lucha en pareja y los miembros del Salón de la fama de la WWE que ha producido esta ascendencia, ninguna superestrella fue tan venerada como Dwayne “La Roca” Johnson. El primer competidor de tercera generación de la WWE, que honra a su padre y su abuelo con su nombre original para el cuadrilátero, Rocky Maivia, combinó el poder de la familia Anoa'i con la arrogancia de los Maivia y así se convirtió en la superestrella más carismática de todos los tiempos. — R.M.

2

Los Hart

El legado de los Hart comenzó cuando el patriarca Stu Hart fundó Stampede Wrestling de Calgary en 1948, continuó con el hijo de Stu, Bret “Hit Man” Hart, quien se convirtió en uno de los Campeones de la WWE más queridos de todos los tiempos y se mantiene con la sobrina de Bret, Natalya, quien pelea por ocupar un lugar en la lista de Divas.

La Fundación Hart debutó por primera vez en la WWE durante la década de los ochenta cuando Bret y su cuñado, Jim “The Anvil” Neidhart, el padre de Natalya, luchó contra Davey Boy Smith y el Dynamite Kid, que también se convirtieron en miembros de la familia a través de enlaces matrimoniales. En Survivor Series 1993, Bret y sus hermanos, Owen, Keith y Bruce, alcanzaron la victoria como equipo, y Owen posteriormente derrotó a Bret en el evento principal de WrestleMania X. En 1997, la Fundación Hart renació con Bret, Owen, Neidhart y Davey Boy.

Doce años después, la familia volvió a surgir en la WWE como la Dinastía Hart, y algunos de sus miembros fueron Natalya y el hijo de Davey Boy, David Hart Smith. Actualmente, Natalya continúa representando el legado histórico de los Hart. — ZACH LINDER

1

Los McMahon

El apellido McMahon ha sido, desde hace mucho tiempo, sinónimo de los deportes de entretenimiento, pero pocos saben que la familia participó en la lucha libre profesional desde antes de que incluso se inventara la primera televisión. En los años veinte, Jess McMahon comenzó a promocionar luchas en el área de la ciudad de Nueva York durante el primer auge de la industria. Cuando murió en 1954, su hijo, Vincent, se encargó del negocio y se convirtió en uno de los empresarios más respetados y admirados.

Para Jess y Vince, Madison Square Garden era su hogar, pero esa base regional se expandió en la década de los ochenta cuando Mr. McMahon se apoderó de lo que sería la WWE cuando se convirtiera de una atracción oriental en un importante centro internacional. No solo el más grande empresario de los deportes de entretenimiento, sino también una de las más fabulosas estrellas del género, el cerebro detrás de los combates del cuadrilátero de WrestleMania con “Stone Cold” Steve Austin supo combinar sus éxitos televisivos empresariales con las ganancias de taquilla. Sus hijos también entraron en escena ya que Shane y Stephanie McMahon fueron deportistas clave en el cuadrilátero y en las oficinas corporativas. Con el enlace de Stephanie y Triple H en 2003, el linaje de la familia se amplió hasta incluir a las más grandiosas mentes de los deportes de entretenimiento y a una de las leyendas más aclamadas del cuadrilátero. — R.M.

Shows de WWE Últimos Resultados

Ver todos los shows